Vuur + Epica: Voces que seducen

Epica+ VUUR
Fecha: 3 de marzo de 2018
Lugar: Teatro Caupolican
Productora: The FanLab
Fotógrafo: Manuel Cabezas

Periodista: Freddy Véliz

Este sábado 3 de marzo, fuimos testigos de un fenomenal encuentro con dos de las voces femeninas más importantes del metal con tintes sinfónicos y progresivos. Dos holandesas talentosas que mantienen un público cautivo en nuestro país, más allá de la belleza de cada una, son dueñas de un oficio artístico potente y sustancial, multiplicado en cada una de sus bandas. Anneke Van Giersbergen y Simone Simons, encandilan con sus voces y terminan destacando por sobre sus compañeros, lo que puede sonar bastante injusto puesto que hay un gran trabajo de equipo detrás, y cada uno de los integrantes que componen Vuur y Epica cimentan un show de niveles extraordinariamente magnificentes. Una de las características más aplaudidas de este doble concierto fue la calidad del sonido que bordeó la perfección.
A las 20:00 horas exactas, los integrantes de Vuur arremeten con feroces riff que provocan los primeros headbangings de la jornada, y la ovación es estruendosa cuando aparece en escena la queridísima Anneke Van Giersbergen con su Gibson SG en la cintura. El Caupolicán que albergó a unas tres mil personas aproximadamente recibía por primera vez a este nuevo proyecto de la holandesa, que alguna vez grabara un dvd oficial junto a The Gathering en el mismo recinto, por lo que para ella era terreno conocido. Un set breve, que se inició con “Time – Rotterdam”, corte perteneciente a ‘In This Moment We Are Free – Cities’, único álbum del conjunto desde donde además extrajeron cortes como los destacados singles “My Champion – Berlin” y “Days Go By – London” fuertemente ovacionados por los asistentes, e interpretados de manera sublime por Anneke, quien además ofreció junto a la agrupación una portentosa versión de “On Must Surfaces” de su ex banda The Gathering, provocando uno de los high lights del encuentro.
Vuur es una vuelta a los años más metaleros de Anneke, quien se había alejado de los sonidos pesados cuando abandona la banda que la encumbró a lo más alto de la escena mundial. Con este nuevo proyecto vemos a una artista madura, de una voz que traspasa géneros y así lo ha demostrado durante su larga trayectoria moviéndose entre el rock duro, el pop y lo progresivo. Anneke se dirige a la audiencia con una empatía que seduce y vuelca su cariño con palabras de agradecimiento. Cuando presenta “Sail Away – Santiago”, corte dedicado a nuestra capital e incluido en el álbum publicado el año recién pasado, esas palabras suenan aún más sinceras. La rubia de la voz celestial nos regala además de su corazón, que constantemente dibuja con las manos, una eficaz versión de “Fallout” original de Devin Townsend Project y ya para el final dejarnos caer rendidos con el clásico “Strange Machines” de The Gathering. Un debut con sabor a regreso de Vuur por nuestras tierras, que denotan el camino que ha retomado la holandesa con respecto al metal, sonando fresca y sencillamente fenomenal.
Cuando nos acercamos a las 21:30 horas, llega el turno de Epica, quienes liderados por la colorina Simone Simons, nos ofrecen un sólido recorrido por una carrera que este 2018 llegaría a los 16 años derramando metal sinfónico de altos niveles líricos. Simons mantiene una impronta que vuelca nuestras miradas y oídos que se deslumbran con los magníficos registros que posee la nerlandesa. Complementada por Mark Jansen quien mediante sus guturales intromisiones, crea una atmósfera teatral, magnificada por orquestaciones pregrabadas que van transformando el acto en una experiencia de características operáticas.
Sexta vez que Epica pisa suelo chileno, y demostraron mantenerse en buena forma, evolucionando en un show de gran factura técnica y escénica. Un concierto cargado a ‘The Holographic Principle’ su último álbum de estudio, publicado el 2016, de cuyo track list extraen para comenzar, “Edge of the Blade” que gana bastante peso en vivo respecto al estudio. El público reacciona con energía, ovacionando a Simone por su extraordinaria voz, fue bastante notorio que la mayoría de los asistentes esperaban con ansias este reencuentro con los holandeses, coreando cada pieza, cabeceando e incluso enfrascándose en circle pits en medio de los envolventes sonidos que emanaban desde el escenario.
Sorpresas como “Fight Your Demons” del ep The Solace System (2017) y “Chasing the Dragon”, del álbum ‘The Divine Conspiracy’ (2007), que se mantenía ausente de los sets desde el 2013, fueron muy bien recibidas por los presentes que vieron además como Coen Janssen se robaba la película con su teclado curvo Numotion, mientras se introducía en medio de tambores tribales (pregrabados) a la excelente “Dancing in a Hurricane” de la última placa de estudio.
Luego del incombustible clásico “Cry for the Moon” del debut discográfico de Epica, Simone Simons invita al escenario a su compatriota Anneke Van Giersbergen para interpretar “Storm the Sorrow” en uno de los puntos altos de la jornada, un real privilegio para los que ahí estuvieron, yaa que no es recurrente disfrutar en vivo de dos figuras elementales en el desarrollo del metal, que comparten como buenas amigas un género que alguna vez estuvo reservado para los hombres.
Coen rompe el hielo con su personalidad, mucho más abierta que la de sus compañeros, quienes mantienen una postura más discreta, y concentrados en la eficiencia técnica. Hacia el encore el tecladista tomó las riendas del show haciendo elevar las manos del público y emulando desde su instrumento los clásicos vítores al son de “…oh,ohoh,ohoh” que el público repetía con sus gargantas.
“Sancta Terra”, “Beyond the Matrix” y “Consign to Oblivion” siguiendo la tónica de la gira, fueron parte del punto final de una noche memorable, donde las emociones se entrecruzan con tecnicismos y solventes propuestas musicales, primero con el nuevo desafío de Anneke con Vuur, definiéndose nuevamente dentro del metal, y segundo, con la, a estas alturas, empoderada presencia de Epica en la escena del metal sinfónico mundial, con Simone imponiéndose como una cantante de niveles superiores, que cautiva y convence en vivo con un registro implacable e impecable. Una conjunción de divas del metal que nuevamente seducen a sus seguidores chilenos, que esperan un pronto regreso por estas latitudes.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *