Harry Styles en Chile: Juventud en éxtasis

Harry Styles
Fecha: 
25 de mayo de 2018
Lugar:
Movistar Arena
Productora:
DG medios
Fotógrafa:
Kena Luppichini
Periodista: Diego Puebla

El astro de los teenagers se presentó en un repleto Movistar Arena luego del clamor popular

“Live on Tour” es la gira con que Harry Edward Styles de 24 años presenta en vivo su último disco lanzado el 2017 que lleva su nombre y apellido simplemente. El joven que hace ocho años audicionó para la versión inglesa del programa X Factor, junto a sus cuatro compañeros motivaron al juez más conocido del mundo dentro de los shows de talento, Simon Cowell a apadrinarlos. Luego de esto One Direction se transformó en la boy band de la década y catapultó a Styles al éxito en todo el orbe por su veta de compositor y cantante luego de la separación del conjunto.

Con influencias tan dispares como Elvis Presley, Coldplay, rock de los setentas y el actor/cantante participante en nuestro Festival de Viña, David Hasselhoff. El británico logró un éxito inmediato con el disco que con diez canciones se instaló en las listas de diversos países en los más escuchados incluso Chile.

Debido a esto y una campaña por internet de parte de sus fans sumando 56 fechas más incluyendo nuestro país, luego que no estuviera incluido en la programación inicial del tour, el músico volvió a Santiago en un inolvidable espectáculo para cada una de las 12 mil almas que asistieron a Movistar Arena.

Con la apertura de la noche por parte de Leon Bridges y una extraordinaria banda, el músico con canciones repletas de soul y góspel fue el primer elemento dentro a una jornada repleta de exquisito contenido musical enfocado esta vez en adolescentes, diferenciándose de la corriente dada por la industria sonora actual. Con “Good Thing” como  su segundo álbum y cuatro años de carrera artística, el joven de 28 años se encargó de alimentar con impecables elementos en R&B, Blues y los géneros anteriormente mencionados a la zagal audiencia ubicada a la espera de Harry Styles. Esperemos una pronta venida del extraordinario cantante.

Seguido a esto y cuando el reloj estaba a punto de marcar las 21:00 horas, una ilustración animada con el intento de armar un cubo rubik calmaba la espera ante los gritos furibundos que luego se convirtieron en acompañamiento luego de cada canción.

Con puntualidad británica, el joven artista de inmediato sale a escena con “Only Angel” en ejecución, junto a sus músicos que se componían de dos hombres en las cuerdas (guitarra y bajo) más la extraordinaria baterista y tecladista acompañándolo en el escenario.

El fervor era tal en cada localidad que los tímpanos a momentos sufrieron por el alto decibel alcanzado, pero con la melodía pop rock y britpop entregado acompañados del sobrio volumen del show y la ejecución técnica a gran nivel, para concluir en la muy bien lograda voz de Harry Styles componían un alivio al oído de manera dispar.

Momentos como “Carolina”, “Two Ghosts” o “Stockholm Syndrome” parte del catálogo de One Direction presentada después de un “son un público bacán” son algunos de los chilenismos además de “la raja” que el intérprete de “Kiwi”, esbozó motivado por los asistentes que sumaron al espectáculo en dos situaciones puntuales.

Debido al apoyo constante de Harry al movimiento LGBTI, su público en un “fan action” o acciones que ejecutan los fanáticos para sorprender al artista pegaron en las linternas de sus teléfonos papeles de distintos colores en lo amplio de platea para generar luces de colores que formaban cada uno de los tonos de la bandera alusiva. Además durante “Sign of the Times”, la segunda dinámica consistió en levantar carteles mientras la canción era cantada con la frase “Treat people with kindness” o “trata a las personas con amabilidad” en una impresionante atmósfera, sumada al single que se ha convertido en un himno generacional y donde Santiago ha sido la tercera ciudad donde más se ha escuchado alrededor del planeta tomando un tinte especial.

Prometiendo volver el ex One Direction se ha desligado por completo de la agrupación con un extraordinario show en directo para sus fanáticos, que fieles son alimentados con música no desechable y con un gran contenido de fondo. Como titula aquella novela de Carlos Cuauhtémoc Sanchez, y que entrega al igual que el espectáculo de Styles amplios valores, son las grandes características positivas de una juventud en éxtasis.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *