Maceo Parker: Brillando por sí solo

Fecha:  05 de Septiembre de 2017
Lugar: 
Teatro Nescafé de las Artes
Productora:
Stgo Fusion
Fotógrafo: Kena Luppichini

Periodista: Diego Puebla

La eminencia del funk celebró 50 años de carrera en un incomparable concierto en Nescafé de las Artes

Una leyenda para la música – sin exagerar – es lo que representa el músico oriundo de Kinston, Carolina del Norte. Durante la década del 60 hasta finales de 1980, Parker logró posicionarse en Estados Unidos siendo parte de la banda de grandes figuras estadounidenses como James Brown, George Clinton y su banda Parliament Funkadelic entre otros.

Avanzados los años y con una visión ligada más a la popularidad en los noventas comienza un viaje que enalteció su figura con la formación de su carrera solitaria, además de colaboraciones con distintas bandas sin mucha similitud entre ellas como con Jane’s Addiction o Dave Matthews Band e inclusive de manera más seguida trabajando junto al fallecido Prince. Todos estos aspectos más “Roots Revisited”(1990) , primer disco que de inmediato formó parte de lo más alto de los rankings del país del norte, generaron una masividad en el artista por la visión de show en el vivo y sus extraordinarias piezas que hasta el momento suman 11 álbumes hasta el presente.

Una pieza clave sin lugar a dudas de la popularización del jazz, funk y soul además de ser parte de la cultura por su historia en contribuciones, es lo que nos hizo llegar al Teatro Nescafé de las Artes para observar una nueva puesta en escena de Maceo que con 74 años celebraba las bodas de oro con un género del cual fue encargado de impulsar, girando por el mundo hasta llegar a nuestro país.

Dos horas y media de presentación evidenciaron todo lo dicho anteriormente. Junto a su agrupación llamada también “la banda del millón de dólares”, deleitaron a la audiencia que salió de su zona de confort para de inmediato levantarse de sus sillas y armar una pista de baile desde platea alta hasta cancha. Con ejecuciones repletas de maestría en bajo, guitarras, teclados, trompetas y voces en compañía del famoso saxo alto de Parker nos llevó a un viaje que pasaba por Marvin Gaye, James Brown, Ben E.King más las piezas solistas como “Pass the Peas” fueron las muestras musicales donde las miradas se las llevaba el carismático intérprete. Constantes bromas con el público, interpretaciones magistrales donde las notas parecían a momentos que tomaban forma y voz con solos excepcionales llenos de actitud fueron las muestras de uno que se paseó por el escenario como quiso, manejó a los asistentes a su manera y gestó un show a su imagen y semejanza. Un verdadero placer el espectáculo para alguien que brillando por sí solo, manifiesta honrar permanentemente a los que ya no están y que sus caminos se cruzando en alguna oportunidad. Sin lugar a dudas un deleite para un espectáculo como ningún otro en la forma de entrega al público, hay mucho que aprender de Maceo Parker.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *