Max & Iggor Cavalera: De fondo no de forma

img_0625

Max & Iggor Cavalera
Fecha:  18 de diciembre de 2016
Lugar: Teatro Caupolicán
Productora: Lotus
Fotógrafo: Kena Luppichini
Periodista: Diego Puebla

Un show de dulce y agraz fue lo presentado por los ex Sepultura en el Teatro Caupolicán el pasado 18 de diciembre.

20 años tuvieron que pasar para un suceso como el que se vivió en las inmediaciones de San Diego. “Roots” de 1996 marcó una etapa para muchos con esta variación única del thrash, pero con elementos del folclor brasileño, raíces indígenas y una ligación más clara al nu metal. Recordemos que es una clara influencia a lo hecho por Korn, que incluso Max Cavalera invita a Jonathan Davis en la grabación de “Lookaway”, canción del disco en la que también participa el “piérdete una” Mike Patton y que sonó por primera vez en vivo en Chile.

2017 y la situación cambia. Max e Igor Cavalera completamente desligados de Sepultura, agrupación que formaron, hicieron famosa y luego dejarían en distintas etapas, uno post Roots, el otro en 2006. Ahora volvieron con la formación de Cavalera Conspiracy para la rememoranza de una placa que sonó integramente aquella noche de domingo. Y con un mensaje directo a la agrupación “original”, el origen de la banda tendrá siempre el elemento Cavalera y sin esa dosis el plato no está completo.

Con Tony Campos, ex Static X y Marc Rizzo, ex Ill Niño y Soulfly, el show con 14 temas de la conmemoración del álbum fue directo, con viajes entre medio donde la fase instrumental estuvo presente ante cortes más potentes como “Dictatorshit” o “Ratamahatta”, con un sonido que se adecua mientras avanzaba el concierto a un óptimo resultado.

Con un manejo escénico impresionante, Max en voz y guitarra sigue con la desgarradora intención de esos tiempos de gloria, pero con problemas de comodidad absoluta al momento de armar un show. Casi cuarenta minutos con ambos hermanos tocando covers de bandas como Black Sabbath o Celtic Frost con “Procreation…”, en un formato garage fue un alma de doble filo con momentos altos pero otros que bailan en el exceso, con casi cuarenta minutos donde solo ambos instrumentos versionaban grandes temas pero lógicamente quedaba un atisbo de sabor de boca incompleto. Luego “Ace Of Spades” con agrupación entera y la misma fórmula de sus últimos shows en Chile donde Richie Cavalera, hijo del cantante sube al escenario a cantar en una mala forma de homenajear a Motorhead. Un desorden que hasta lo de “Roots” iba todo en una dirección correcta.

Todo terminó con una versión acelerada de “Roots Bloody Roots” y un wall of death que ayudó a cerrar casi dos horas de concierto y nostalgia.

Unos que aún pueden entregar mucho pero a esperar que tengan la intención de variar un show que muchos ya nos sabemos de memoria. El público chileno es amigo de la costumbre y volver mil veces es una fórmula que vende pero que no te fideliza, el problema es de fondo, no de forma.

Setlist

1. Roots Bloody Roots
2. Attitude
3. Cut-Throat
4. Ratamahatta
5. Breed Apart
6. Straighthate
7. Spit
8. Lookaway
9. Dusted
10. Born Stubborn
11. Itsári
12. Ambush
14. Endangered Species
15. Dictatorshit

Encore
16. War Pigs (Black Sabbath cover)
17. Procreation (of the Wicked) (Celtic Frost cover)
18. Medley: Desperate Cry/Inner Self/Slave New World/Polícia/Anticop/Orgasmatron
19. Ace of Spades (Motörhead cover)
20. Roots Bloody Roots (versión rápida)

img_0430 img_0442 img_0448 img_0453 img_0462 img_0469 img_0474 img_0477 img_0491 img_0492 img_0496 img_0502 img_0527 img_0529 img_0545 img_0550 img_0555 img_0561 img_0598 img_0609 img_0613 img_0638 img_0640 img_0656 img_0510 img_0518 img_0625

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *