Villa Cariño: “No queríamos un cumpleaños mezquino”

Periodista: Diego Puebla

En el marco del Festival Despertar, encuentro que celebra una década desde la formación de Villa Cariño, uno de los grupos de cumbia más importantes de Chile y Latinoamérica, conversamos con la voz de la banda Max Vivar y el guitarrista Vicente “El rucio” Siriany, sobre el evento que tendrá invitados nacionales e internacionales con la idea central de mantener este evento inclusivo en el tiempo. Además no solo música fueron los temas expresados por los artistas donde la inmigración, política, su experiencia en el Festival de Viña y más fueron algunos de los tópicos entregados por los simpáticos y expresivos músicos que celebrarán su aniversario el próximo 10 de marzo en Teatro Caupolicán. Entradas a la venta a través del sistema Eventrid.

AM: Además del nombre de su último disco… ¿Cómo se pensó y a que se refieren con “Despertar”?

Es el nombre además de una canción que habla de un renacer, de perdonarse ciertas cosas y volver a empezar. Salió de una idea luego de pensar que hacer para celebrar estos 10 años de carrera de Villa Cariño, donde no queríamos hacer un cumpleaños mezquino así que invitamos bandas y celebrémoslo de una nueva forma o nuevo comienzo. La idea no era generar un festival solo de grupos de cumbia, tomamos elementos como el río que viene de lejos o la memoria, grupos que han estado junto a nosotros como Inti-Illimani por ejemplo. Esta idea fue hace poco ya que sentimos la necesidad de celebrar esta década y más con este nombre, porque necesitamos despertar ante todo lo que está ocurriendo… Con un festival que cuenta con stands que toca el tema de la inmigración, con un festival integrador e inclusivo invitando a muchos amigos locales y de distintos países y regiones para no cerrarnos dentro de un concepto que queremos masificar y sostener en el tiempo.

Ustedes pasan por múltiples estilos demostrando en música la unión de países y sus sonidos. ¿Qué opinan de que la inmigración siga siendo un tema para algunos?

La cumbia es una mezcla afrocolombiana que partió de la terrible esclavitud. Hace algunos días observé una noticia terrible donde gente indignada al estilo cazanoticias, se horrorizaban ante la llegada masiva de haitianos. Entonces a ver, no es terrible que lleguen haitianos… es terrible que nosotros lo encontremos terrible ¿se entiende? Somos seres humanos y que el tipo que venga, da lo mismo de donde debemos respetar sus derechos humanos fundamentales. Lo que le molesta a la gente quizás es el color de piel, el idioma o lo que sea y no se da cuenta que esa persona está trabajando y viviendo muchas veces en las peores condiciones, entonces vamos a la respuesta anterior que a esto debemos despertar y ofrecer lo mejor que tenemos para el que viene. Chile es un país inventado a partir de migraciones, entonces dijimos hay que reaccionar en los nuevos tiempos y seguir en el letargo de ese país que no quiere avanzar.

En estos 10 años el público también ha cambiado con la entrada íntegra de la tecnología en los conciertos ¿Esto les genera ruido o no les molesta para nada?

¡Imagínate una historia de Instagram de los Beatles en el año 64! (risas) La verdad que puedes inmortalizar ese momento en un concierto o el momento de la selfie, cuando antes el autógrafo era lo que mandaba. Pero no nos molesta para nada, de hecho nos gusta la tecnología así no hay drama con eso.

La fecha del festival estará cerca del cambio de mando. ¿Cómo reaccionará la agrupación ante este suceso?

Nosotros fuimos, somos y seremos oposición al gobierno de Sebastián Piñera. Nosotros tuvimos un evidente apoyo del Frente Amplio, siendo partes de la ex candidata Beatriz Sanchez. Somos férreos opositores y no daremos tregua a lo que no creemos que serán “tiempos mejores”. Hay que tener mucho cuidado con esta promesa y este lobo con piel de oveja.

¿A qué se debe la elección de las bandas? ¿Existirán invitados tocando con ustedes?

Tiene directa relación con el camino recorrido de Villa Cariño en estos 10 años. Los grupos que a nosotros nos han apoyado y ayudado o que tienen que ver con esta ruta, en nuestro camino son importantísimos los “Inti” o Guachupé por ejemplo, somos compañeros del camino. Hemos tenido apoyo de estas bandas invitadas en nuestro cumpleaños formando un pilar importante en el tiempo.

Estamos entre el Festival de Viña y Lollapalooza, quizás los eventos más grandes de música donde ustedes han participado. ¿Qué opinan de ambos y tienen alguna anécdota de aquellos shows?

Bueno, del Festival de Viña son los nervios y no saber que mierda estás haciendo ahí. El problema es como se le falta el respeto al artista nacional como lo que ocurrió con Illapu, hay mucha diferencia en los pagos entre internacional y local por lo que esto hace que es muy entretenido, pero no quita el sueño. Si se da, genial pero la dualidad de ser un show televisivo a un espacio realmente artístico nos hace un poco de ruido. En Lolla tocamos super temprano pero ambas son experiencias grandes que sirven muchísimo, y llegamos haciendo un trabajo sólido y las dos fueron puertas enormes que se nos abrieron y no habríamos rechazado. A nosotros en ambos lugares quedamos conformes con nuestro trabajo y nos dimos cuenta que el trabajo se estaba realizando de buena manera, y si nos llegan invitaciones las tomamos y vemos las situaciones dependiendo de cómo se den. Pero que nos quite el sueño participar en un festival determinado, eso no es así.

Si hay un solo momento de estos 10 años de carrera con el cual quedarse… ¿Cuál sería?

Ese 3 de marzo del año 2008 cuando nos juntamos por primera vez a ensayar. Ahora que se empiezan a sentir estos 10 años, me acuerdo y lo veo con el peso de una década. Todo lo que ha pasado en Villa Cariño, en Chile y en el mundo no es poco. Cuando empezamos ese viaje resume todo…

¿Qué ensayaron esa vez?

“No puedo olvidarla” que luego pasó a ser nuestro primer single. La verdad que solo canciones del primer disco y fueron “Amiga”, “Sin Querer”, “El mandamiento” y por último “Clandestino”.

¿Qué planes hay para el resto del 2018?

Se vienen viajes. Muchos shows siempre, en universidades etcétera. Vamos al festival Selvámonos en Lima, es la cuarta vez en Perú y estamos en este cartel que está buenísimo. Buena onda todos los festivales, pero este tiene un rollo ecologista, trata de la inclusión y los creadores fueron unos franceses que tienen inserto este chip de mantener las comunidades indígenas. Y este grupo de franceses hizo un encuentro musical y cultural donde podría estar una termoeléctrica o algo similar, para salvar ese espacio y estar invitado en la versión peruana con grandes artistas como Celso Piña o Cumbia All Stars para el 14 de abril. En junio tenemos una visita a México en nuestro concierto más grande allá, entonces esto nos llena de orgullo ya que siempre quisimos que Villa Cariño no fuera una banda solo para Chile. Es un grupo que converge con toda América Latina y eso nos tiene muy contentos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *