Bersuit Vergarabat y la celebración de sus 30 años: “Es como un sueño cumplido”


La Bersuit, una de las bandas más importantes del rock trasandino de las últimas décadas, llegó a Chile para celebrar sus 30 años de vida de la mano de dos conciertos en el Club Chocolate: 31 de agosto y 1 de septiembre.

Previo a estos espectáculos, AgendaMusical tuvo la oportunidad de hablar con tres de sus integrantes: Juan Subirá, Daniel Suárez y Germán “Cóndor” Sbarbati, quienes contaron su experiencia en el mundo de la música, la salida de dos históricos de su alineación, movimientos sociales y mucho más en una conversación que se extendió por casi 40 minutos.

AgendaMusical: La Bersuit ya ha venido muchas veces a Chile, ¿qué nuevo presentarán en esta jornada doble?

Juan Subirá: Tenemos dos canciones nuevas que salieron hace muy poco tiempo. Una es “Morocha”, la otra es “Lo que más busco”. Son dos canciones que aún no están en ningún formato físico, pero ya están sonando. “Morocha” hace dos meses, quizá un poco más. También está el concepto de los 30 años que es un concepto que es la gran motivación de todo lo que hicimos este año. De alguna forma es un repaso por toda nuestra historia. Fundamentalmente en Santiago, tenemos la idea de hacer dos conciertos distintos y que la gente que quiera repetir un día y otro, se pueda encontrar con dos repertorios diferentes, para hacer un repaso a toda nuestra historia que es muy amplia y muy difícil de encerrar en un solo género.

AM: Respecto a eso mismo, ¿cómo es la elección de canciones para armar dos shows diferentes? O sea, tienen que ir los clásicos y las canciones no tan conocidas.

Germán Sbarbati: Es muy difícil. Imagina que con trece discos se nos hace muy difícil el armar una lista de temas.

Daniel Suárez: Nos mandaron la lista de Quilpué. Ahí vamos cotejando, vamos haciendo consensos y también viendo de no dejar de lado esas canciones que fueron parte de los hits de los 30 años. También por ahí revisar la lista de la última vez que vinimos.

AM: ¿Y cómo se hace ese trabajo? ¿Se ponen a conversar con una cerveza? ¿Tienen un Excel?

JS: No, en realidad depende de varios procesos. Nosotros también diferenciamos lo que son los conciertos como festivalero, donde tienes un tiempo limitado y un contexto de festival donde hay un público muy diverso.

AM: También han pasado por festivales acá.

JS: Sí, varias veces. Entonces en un gran festival tienes un público muy variado, varios donde te conocen y te vinieron a ver, pero también otros que no te conocen porque vienen a ver a otro artista. Entonces nosotros intentamos apelar a otro repertorio más clásico, popular, con canciones más conocidas.

En otro caso, donde hacemos un concierto específicamente nuestro, donde es más extenso… ahí nos fijamos en otras cosas. Por supuesto el momento histórico nuestro, pero también podemos apelar a otros recursos en el repertorio. En este caso estuvimos trabajando bastante para dos conciertos en el Vorterix de Buenos Aires, que es el mismo concepto que tiene que ver con los 30 años y lo queremos aplicar también en Santiago.

Hemos venido mucho a Santiago, desde el año 99 a esta parte. El público nos conoce bastante bien, el que irá a vernos nos conoce bastante bien. Por eso queremos hacer dos días distintos para que el repertorio sea más amplio.

GS: No van a faltar esas canciones que nunca pudieron escuchar en vivo. Tiene ese gusto especial.

DS: Para el seguidor recalcitrante, como le decimos nosotros. Ese que nos sigue, que quiere escuchar un lado B.

AM: Como decía Juan, están pensando en los 30 años, ¿cómo se puede condensar en una frase eso que se ha mantenido intacto en todos estos años?

GS: La música. Somos un grupo de amigos que nos une la música y las ganas de estar juntos sobre el escenario.

DS: El agradecimiento, te diría para condensar. De la nada, de juntarse a todo lo previo que es la Bersuit como un grupo de amigos. Cuando comenzamos a jugar y eso se transforma en canciones, luego en banda y luego en una forma de vivir la vida. De repente viajás por el mundo con la posibilidad de hacer lo que te gusta. No mucha gente puede vivir de lo que le gusta y me parece que es agradecimiento, si lo querés condensar en una palabra.

JS: Es como un sueño cumplido. Lo que dice Dani, es un sueño cumplido. Soñar un proyecto con amigos, con seres muy cercanos, empezar a experimentar, a probar y componer las primeras canciones, las primeras ideas. Empezar a caminar con eso y de repente eso comienza a ser más sustancial, más sólido, comienza a crecer y convocar gente, el primer disco, todo eso se va proyectando en el tiempo y nos trae hasta acá: treinta años de carrera. Es algo que no lo hubiera soñado ni el más optimista de nosotros, jajaja. Pero bueno, pasó.

GS: Pasaron también cosas mágicas como Gustavo Santaolalla, que no solo pudo sacar lo mejor de nosotros como artistas, sino que también nos ayudó a llevar tantos años y salir adelante. Fue como nuestro gurú en ese sentido.

AM: De las salidas y entradas que han pasado en la banda, quiero hablar de dos en particular. Primero de Gustavo (Cordera), ¿cómo la ven después de tanto tiempo y el movimiento feminista, donde hay una sensibilidad que hace ver frases de forma diferente a las de hace algunos años? Además del desarrollo de la carrera desde su salida.

GS: Para nosotros fue muy difícil la salida de Gustavo. Nos tuvimos que replantear un montón de cosas, volver a pararnos y rever toda la historia. Necesitábamos seguir subiendo al escenario y la gente tenía que seguir escuchando las canciones. Bersuit es algo que necesitábamos con muchas ansias y fue difícil, pero pudimos, con el tiempo, plantarnos y ser nuestros propios pilares. Llevarlo adelante. Y no solo en lo musical, sino que también en lo artístico, cargando estos treinta años.

DS: Todas las rupturas que hay en la vida, desde amistades hasta de cualquier grupo humano, te sacan y te dan también. Te sacan energías, te ponen en un lugar de extrañar, de duelo también, de reflexión y de asumir que partes de esa responsabilidad es tuya. No es culpa del otro cuando ocurre una cosa mala… mala en el sentido de cuando algo se rompe. Y te da también la posibilidad de crecer, de aprender, de asumir responsabilidades y de encontrar esos nuevos lugares dentro de la cancha para moverte.

AM: Como jugar con diez.

DS: Sí, como jugar con diez. También las segundas oportunidades, que no hay muchas personas que las tienen. Te da y te quita.

GS: También el seguir teniendo a la Bersuit sobre el escenario.

DS: También te enseña a cuidarte más, a cuidar más al amigo, entender que hay otras cosas que son muy valorables aparte de los egos individuales de los artistas como la amistad, el respeto y que en definitiva es lo que te trae hasta donde estás. Nadie nace siendo una estrella de nada y tampoco lo es. Ahí arriba del escenario sí, pero después… entonces, no sé, creo que aprendimos a cuidarnos entre nosotros un poco más, a respetarnos y volvernos más horizontales respecto de las decisiones. Asumir otros riesgos sin depositar tanto en una sola persona. Una de las cosas que han cambiado en tantos años es eso de el “líder absoluto”…

AM: Repartir el protagonismo.

DS: Sí, hay un poco de eso. Nosotros hemos tenido esa oportunidad y diez años después, tres discos después, seguimos en giras, tocamos en cientos de lugares, conocimos nuevos países y llevamos nuestra música a todos esos lados. También por respeto a nuestra historia, esa historia misma, la gente que ha seguido la banda desde sus comienzos. Pensar en que tuvieron un inconveniente o dos, no menor, y listo se terminó todo. No. Vamos a seguir.

JS: Pero el duelo lo tuvimos que hacer.

DS: Y a cada uno le llevó un tiempo.

JS: Fue traumático. La salida de Gustavo fue traumática, tanto así que paramos dos años. O sea que eso de alguna manera es un testimonio de que fue necesario hacer otras cosas. Todos estuvimos haciendo otras cosas en aquel momento. También intentando entender lo que había pasado, tratando de elaborar la situación. Después nos planteamos la posibilidad de seguir, sabiendo que no iba a ser fácil, que íbamos a enfrentar muchas adversidades. Lo charlamos entre nosotros, incluso con Gustavo en su momento, en el 2011. Gustavo se fue en el 2009, van a ser casi 10 años, mucho tiempo, muchas historias. Bueno, como decía Dani, en todo este tiempo pudimos hacer tres discos, pudimos hacer centenares de presentaciones, probarnos a nosotros mismos que podíamos seguir y continuar esta historia. Y aquí estamos, cumpliendo treinta años.

En referencia a la otra parte de la pregunta, con la posición de la mujer, es otro tema muy difícil y complicado. Esto que pasó con Gustavo nos afectó a todos. Principalmente a él, pero también a nosotros. Como estuvimos 20 años juntos…

AM: Es muy difícil separarlos…

JS: Sí, muy difícil disociarlos.

AM: Sobre todo con lo que decían, teniendo un protagonismo tan grande.

JS: Claro, tan grande, sin duda. Por lo cual, nosotros nos ocupamos de aclarar que no estábamos en nada de acuerdo con lo que había dicho. En principio quisimos dejar bien en claro eso. Luego lamentamos profundamente, porque es algo nos afectó un montón a todos y a Gustavo le impidió continuar con su vida, con su vida artística fundamentalmente. Aparte que reconocemos que los reclamos de la mujer en todos los aspectos son totalmente válidos y necesarios para el crecimiento de las sociedades. Es un momento de muchos cambios, donde la mujer está tomando un protagonismo impresionante. Está pasando en todo el mundo, no es algo casual, es un movimiento transversal que atraviesa a todas las sociedades o la gran mayoría de los países del mundo. Hay que entenderlo y apoyarlo.

AM: El cambio va a pasar sí o sí.

JS: Claro. Así que, bueno, esa fue la posición en la que nos encontramos. Nosotros continuamos por nuestro lado con nuestra historia, pero dejamos bien en claro nuestra posición.

AM: Ahora yendo a lo mismo que me decías que tenías más espacio para hacer cosas, ¿Pasó lo mismo con la salida de Óscar (Righi)?

DS: Fue un poco diferente lo de Osky. Yo creo en lo personal que Osky se cansó. Esto lleva un desgaste como todos los trabajos, por más que sean gratificantes como hacer música y subirse a un escenario para sentir el aplauso de la gente y el cariño. También tiene su parte de desgaste, desgaste emocional, físico, de viajes, de muchos días, horas, meses y años sin estar en tu hogar. De salud. Lo de Osky fue esa elección de decir “ya chicos, estoy un poco cansado de todo esto”. Fue más entendible, en ese sentido.

JS: Fue más hablado.

AM: Entonces no fue chocante.

GS: Fue paulatino.

DS: Fue una ruptura. Es como si tu pareja te dijera “no te quiero más”. Simplemente no te quiere más.

GS: A pesar de las idas y vueltas, cumplimos 30 años y vamos por más. Entendimos que las canciones tienen más protagonismo que otras cosas.

DS: Para ir de vuelta al fútbol, como cuando me decías lo de reorganizar el equipo con diez, el crack del club no es más importante que el club. Es un crack, será recordado toda la vida y todo lo que eso lleve, pero se fue el crack del club… hay que disolver el club, no hay más camisetas, no hay más… me parece que si bien hay ejemplos con los que no se dan en el arte, como este caso un deporte como el fútbol… a nosotros nos fue pasando eso, pero aprendimos y evolucionamos, ya que realmente se transgrede esto como forma de vida.

AM: ¿Le da más aire?

DS: Le das más aire, lo renovás. Además que está la puerta abierta a que puedan volver personas y seguir aportando, a irse otras, a entrar otras y volver a irse, pero todo en pos de esto que es Bersuit. Esta cosa loca y psicópata de mezclar estilos musicales y atreverse a enfrentar al sistema. De transmitir emociones a las personas, jugar, aprender, eliminar egos… si no aprendimos de eso…

GS: Con más de treinta años, varias generaciones nos vienen a ver. Padres con sus hijos, familias enteras que vienen a disfrutar del show, es un orgullo poder seguir vistiendo el pijama.

DS: ¡Eso es! Lo que no cambió nunca en la banda. Cambiaron los integrantes, cambiaron un montón de cosas, pero los pijamas…

JS: Eso se mantuvo intacto. Tardó en llegar, pero llegó, jajaja.

GS: ¿Qué se mantuvo intacto? Los pijamas. Sucios, olorosos, lo que quieras, pero ya no nos pusimos ni trajes ni cambiamos de nombre. Cambiaron los integrantes, pero las músicas que fueron hechas siguen estando y se vendrán más.

AM: Eso es lo que decía Juan, que ya tienen dos canciones nuevas, se viene un disco nuevo…

DS: Estamos viendo eso, si será parte de una presentación por los 30 años en vivo y estos temas nuevos podrán ser parte de esto.

JS: Nosotros venimos haciendo maquetas desde el año pasado. Este año trabajamos, pero lo tuvimos que dejar por el trajín, fue un año muy intenso, viajamos mucho. No nos permitió mucho. Ya en el mes de octubre tendremos más tiempo, entonces ya estamos pensando en volver a ese trabajo de maquetear, de seguir mostrando nuevas canciones, armándolas, tocándolas…

GS: Quizá el próximo año podremos mostrar lo nuevo.

AM: ¿Y lo siguen pensando como disco? Con las nuevas tecnologías se puede lanzar como single…

JS: Nos cuesta.

GS: Ya estamos grandes, nos cuesta pensar en otra cosa que no sea disco.

JS: El concepto sigue siendo para mi algo muy valioso. El concepto del disco es algo cultural, que es muy fuerte porque habla de una etapa, de un proyecto artístico. Muestras algo y lo relacionas con un momento histórico, social, de tu país y del mundo también.

GS: Lo armaremos como un rompecabezas, pero será un disco al fin, tarde o temprano.

DS: Cuando uno lo plantea, dice que hará un disco y que hará canciones para eso. Elegís y luego armás el formato y sale el disco. Luego sale uno, dos o tres cortes si tenés mucha suerte. El resto de las canciones va como un carrito detrás de los caballitos de batalla.

GS: De esta forma, todas las canciones tienen oportunidad de ser escuchadas.

AM: ¿Sienten más libertad al pensarlo como un disco más que como singles?

DS: Te da otro concepto artístico de la obra en sí. Puedes hacer algo conceptual, como el caso de la argentinidad, la testosterona o el libertinaje. Ahora, puedes sacar un montón de canciones que tengan un vuelo propio y después usar este empaquetamiento que es el disco, juntando esas doce o trece canciones. Como decía el Cóndor (Germán), estas tendrán su vuelo propio como cortes. Todas tendrán una gran oportunidad. A mí en lo personal, me gustaría que todas fueran parte de un disco. Todas esas canciones que salieron en estos dos años, aquí están, todas juntas y encajaron. Y se puede llamar “30 años de la cabeza” o se puede llamar…

JS: “Puzzle”.

(Risas)

DS: “Rompecabezas”. Me gusta “Rompecabezas”.

AM: Sobre eso de los conceptos, ¿ya tienen pensado alguno, considerando a “Morocha” y lo otro que tienen?

JS: No, el disco realmente… está en un proceso bastante inmaduro conceptualmente. Venimos trabajando en maquetas desde el año pasado, hay un montón de canciones sueltas, pero nunca nos avocamos directamente a hacerlo y pensarlo, trabajarlo en esa parte. Entonces, es como que no está totalmente formado. Así que va a faltar para eso. Incluso podría llegar la oportunidad de que sea un disco en vivo que pueda juntar un poco el sonido de los 30 años de música. Se barajaron muchas ideas, también como que sea un disco de estudio con solo temas nuevos. Quizá no ha llegado el momento del disco en vivo en esta etapa. Todavía no está cerrada.

AM: ¿Piensan mantener el mismo tipo de grabación de los discos anteriores o buscarán innovar?

DS: Siempre innovamos.

GS: Nos gusta, no nos podemos quedar quietos.

DS: Desde la mezcolansa, ese caldo de Bersuit que nunca se encasilló en ningún estilo musical, para nada conservador. No somos puristas de un estilo. Siempre estamos atreviéndonos a hurgar en estilos musicales. Ese es un sello de Bersuit. Lo que sí, lo pasamos muy bien en el disco anterior que lo produjo Pepe Céspedes, nuestro bajista. Él es productor, pero nunca había producido un disco de él mismo o de la banda. Eso mismo también te pone en conflicto con los integrantes, pero tenemos mucha armonía. Se llegó a buen puerto. Quizá se pueda repetir eso, con Pepe como productor, pero bueno dentro de eso está atreverse a otras cosas, quizá a una persona de afuera, alguien joven.

AM: Quizá volver a Santaolalla.

JS: Eso sería maravilloso.

AM: Ha estado en varias cosas, como un videojuego…

DS: Música de películas, de videojuegos, de bandas… sería algo hermoso el volver a tener la experiencia de trabajar con él.

JS: Es un maestro.

GS: Es maravilloso, sería una gloria total.

DS: Sería como hacer un máster.

JS: Lo que queremos decir es que aprenderá mucho de nosotros, jajaja.

DS: Con él hicimos la primaria en un disco, la secundaria en otro, la universidad en otro disco… sería bueno hacer el máster y la tésis.

AM: Esto lo tenía preparado para Juan, pero va para todos: Hace diez años sacaste tu disco solista…

DS: ¿Tiene diez años esa hermosura?

AM: ¿Te gustaría volver a hacer algo solista en paralelo a Bersuit? ¿Ustedes aventurarse a algo nuevo?

JS: Sí, siempre está el sueño. Digamos, esas ganas. La verdad es que en estos años se me cruzó por la cabeza un montón de veces y tuve ideas diversas, pero fue muy intenso lo de Bersuit, muy demandante, constantemente. Entonces, como que siempre fui posponiéndolo hasta que llegara el momento, que todavía no llegó, pero todavía hay cosas que no…

DS: Quizá es un libro.

JS: Sí, eso también, pero es otro carril. Está mi hijo que tiene 15 años, que toca la batería y va rebien, entonces está claro que en mi próximo disco quiero que toque. Digo que ya llegará el momento. Tocamos en mi casa, atrás en el quincho, tocamos mil cosas. Y bueno, hay que dejarlo madurar.

GS: Siempre está la oportunidad, porque nos permitimos eso.

DS: Vos estás haciendo algo.

GS: Sí, estoy sacando con mi hermano un disco de folklore, si no es este año es el año que viene.

JS: El Cóndor es un gran cantante de folklore, de música argentina.

GS: Estamos abiertos siempre a hacer otras cosas, pero sabemos bien que nuestro lugar en el mundo es Bersuit Vergarabat y hay que hacerse el tiempo para lograr otros objetivos.

DS: A mí en lo personal, no sé si dentro de la música, pero me gustaría estudiar.

AM: ¿Qué cosa?

DS: Retomar estudios aeronáuticos, me gustaría poder… nunca es tarde. No sé el momento, pero como te decía Juan, es tanta la vorágine con el tiempo, la energía, que cuesta ponerse a trabajar en otras cosas.

AM: Cómo lo hacen ahora, con treinta años de carrera, proyectando un nuevo disco con otra gira.

DS: Unidos, como lo estamos haciendo ahora. Parte está en Buenos Aires, acomodando las cosas antes de venir, y nosotros estamos aquí haciendo notas y prensa un par de días antes. Unidos y tirando al mismo lado, repartiéndonos la carga. Es la mejor forma. Justamente, eso que tiene la banda y que no tienen los solistas. Para mí es uno de los grandes secretos, esa confianza, eso de saber que alguien va a hablar y lo hará por mí. Si bien cada uno es uno…

AM: La nota irá titulada igual como “la Bersuit”.

DS: Exacto, entonces está la confianza en el otro, que no se olviden los instrumentos y no se queden dormido para viajar.

GS: Mucha confianza, que se encuentra con 30 años bien amalgamados, con la frescura y el tiempo que nos da eso.

JS: La experiencia.

DS: La experiencia y la confianza.

AM: Voviendo a Chile, ¿cuál es el mayor recuerdo que tienen de algún show acá? Que se pueda contar, jajaja.

JS: Jajajaja.

DS: Cuando tocamos en el Víctor Jara, en el domo. Lo recuerdo porque fue un lugar que ha vivido mucha oscuridad, recuerdo las recorridas en el lugar y lo que nos contaban. Ese día tomó vida.

AM: Resignificando el lugar.

DS: Eso, resignificando el lugar. Es algo muy bonito.

GS: También en las universidades. Fue una bonita experiencia.

JS: También en la calle, organizado por los universitarios, fue muy bonito.

DS: Recuerdo una vez que fuimos a tocar a Viña… que tocamos como a las 6 de la mañana…

JS: Eso fue en Concepción, muy bonito lugar, pero que era muy largo con muchos artistas. Salimos a tocar como a las 5 de la mañana. Estábamos muertos, hacía un frío…

DS: Estábamos dentro de la Combi. Pensábamos que la gente se había ido, dijimos “para quién vamos a tocar”.

JS: Estábamos buscando refugio.

DS: Nos dijeron que fuéramos a tocar, nosotros no sabíamos nada. Subimos al escenario y la gente empezó a venir, estaban en sus autos y comenzaron a venir.

GS: Había gente esperándonos.

JS: También recuerdo un lugar en Valparaíso, que había sido lugar de presidio. Tiene esa carga.

DS: Es muy especial lo que hemos recorrido en gran parte de Latinoamérica, también de Europa en estos años, pero en Chile tenemos a los chilenos… Generalmente pasa que hay muchos argentinos en todos lados, el argentino fiel que te sigue, pero en Chile la gran mayoría es público chileno, no hay muchos argentinos. Nos pasa que acá el gran público es chileno.

AM: ¿Qué hace tan especial a este público?

DS: Son grandes críticos. El chileno es exigente.

GS: Es respetuoso, agradecido.

DS: Escucha, no se zarpa solo en euforia, de “ah, hacé lo que quieras, no me importa nada”. No, es un público que escucha y que hay que moverlo. Hay que emocionarlo.

GS: Es un público comprometido con la banda y desde el escenario damos todo para complacerlo.

DS: En las redes también, siempre hay chilenos votando. Además, con los conciertos en Argentina, que tuvieron un tinte diferente pero similar con que tocaremos canciones diferentes cada día. Uno tocaremos los discos pares, el otro los impares. Sabemos por las redes que hay hartos chilenos con pasajes para ir, es buenísimo, increíble. Pasar de un grupo de amigos que toca canciones a que pase esto, mucha alegría.

AM: Los años de la Bersuit coinciden con la vuelta a la democracia en Chile, ¿han visto evolución en el público?

GS: Sí, sí, puede pasar, porque el público antes era más contenido y la democracia es como que te libera el alma. Eso cambia a las personas para bien.

JS: También hemos visto el año pasado, unas grandes marchas impresionantes reclamando por la educación libre, gratuita y pública. Justo nosotros estábamos viniendo a tocar y presenciamos esas marchas, fue impresionante. Entonces, esas cosas también te emocionan y sentís que los pibes están comprometidos con recuperar derechos, que es algo muy importante para nosotros también. Todos los países latinoamericanos estamos peleando por cosas muy parecidas. Hay diferencias, pero en Argentina estamos en algo muy difícil, con un gobierno neoliberal…

AM: Amigo de nuestro presidente…

JS: Sí, amigo del presidente de acá, amigo de Trump, de Rajoy, de todos los malos, jajaja.

GS: El diablo los crea…

JS: Bueno, justamente, por eso te digo. Peleamos por cosas similares. En Argentina peleamos por mantener los derechos adquiridos, que se están perdiendo y atacando de manera severa.

DS: Quieren que la educación y la salud dejen de ser pública…

JS: Entonces, cuando vi a los estudiantes, los pibes, en las calles reclamando, con fuerza, alegría y creatividad, disfrazados y todo… me emocionó y eso está buenísimo.

DS: Considerando que tienen los medios de comunicación en contra.

JS: Es una sociedad que está movilizada y eso habla bien de la gente y de los pibes.

AM: Lo último: ¿Qué le quieren decir a los fans que los irán a ver uno o dos días?

DS: Que los estamos esperando, que vengan a la fiesta de Bersuit, que son los grandes responsables que eso suceda. Son nuestra media naranja de esto que es Bersuit, no seríamos lo que somos sin eso de los fans, constante. Y que vengan empijamados, que los acompañaremos en su locura.

GS: Y que también los pasearemos con las canciones por el tiempo para que tengan lindos recuerdos, de su juventud…

JS: …y de su vejez, jajaja.


Like it? Share with your friends!

0

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *