Marillion: “Los shows en Chile son los más importantes de toda la gira”


CSC_0052

Periodista: Samuel Fuentes
Fotos: Isabella Bolvarán

En la previa de sus tres presentaciones en Chile, Agenda Musical logró conversar con Steve Rothery y Mark Kelly, guitarrista y tecladista de Marillion, respecto a su carrera, su nueva visita a nuestro país y su próximo trabajo de estudio, el que verá la luz en los próximos meses.

Agenda Musical: Iban a grabar un DVD aquí en Chile, ¿qué pasó?

Steve Rothery: Nuestro plan era grabar un DVD en Chile. Desafortunadamente, las cosas cambiaron, lo que lo hizo imposible, pero igual los shows aquí son los más importantes de toda la gira. En Chile tocamos frente a los públicos más grandes. Santiago siempre es fantástico, entonces de alguna forma es una pena el no poder grabar el DVD, pero quizá lo hagamos en el futuro. Tendremos opciones de volver en el futuro, entonces lo haremos la próxima vez.

Mark Kelly: Cuando agendamos este tour, pensamos que tendríamos el disco nuevo listo, pero no estará terminado hasta un par de meses más. Ahora nos hace más sentido el hacer el DVD incluyendo las canciones nuevas. Quizá el próximo año, en algún punto.

AM: ¿Por qué habían elegido Santiago? ¿Qué les gusta de esta ciudad?

SR: Aquí son muy apasionados con la música. Creo que esa forma de apoyo marca una gran diferencia. En gran parte del mundo, la música es muy comercial y se enfoca mucho más en el pop, se transa como un bien, pero aquí se hace algo diferente y de forma más diversa, lo que nos ayuda y nos gusta mucho como banda. Además está el tema de la edad, podemos ver un amplio rango, con público que tiene desde 18 hasta otros que están en sus 50 o 60. Eso ya marca una diferencia propia.

AM: Esta vez harán tres shows luego de haber visitado el país hace dos años, ¿qué cosas nuevas se pueden ver en Marillion aparte de la música?

SR: Ahora tenemos unas increíbles proyecciones en vivo, un montón de películas que ilustran nuestras canciones. Realmente, tienes que verlo. Es un show muy diferente, es inusual que una banda pueda traer esta cantidad de material y elementos como lo hacemos nosotros. Entonces una de las mayores diferencias es en el nivel de producción, el cual es mucho más alto. Además podremos hacer tres shows, los que nos permite hacer cosas diferentes. En uno de ellos, podremos tocar nuestras piezas más largas y épicas, mientras que en los otros podremos hacer los shows más balanceados.

MK: Como vamos a tocar dos noches en Santiago, queríamos hacer algo muy diferente en la segunda noche, entonces la gente puede venir a vernos las dos veces y apreciar algo diferente en cada uno de esos shows.

AM: Pregunté por esos cambios, ya que por otra parte han mantenido la misma formación por más de 25 años, ¿hay algún secreto para mantener la banda con la misma energía de siempre?

SR: Creo que tenemos una gran cantidad de creatividad dentro de la banda. Todavía escribimos más música que en el pasado. Y nos llevamos muy bien. La mayoría de las bandas se separan por diferencias internas, pero creo que todos nosotros estamos al tanto de nuestras excentricidades, nos adaptamos a ellas, lo que no siempre ocurre en una banda.

MK: Llevamos tanto tiempo juntos que se ve poco probable que nos separemos, ¿sabes? Las bandas saben eso dentro de los primeros años, que algo puede salir mal, es algo que se refleja en lo que ocurre detrás de los escenarios. Las diferencias en la personalidad hacen que esas personas no se lleven bien o no puedan trabajar juntas ya que no quieren hacer el mismo tipo de música, pero nosotros hemos encontrado la forma de hacer funcionar eso, de trabajar en el mismo tipo y crear música que nos guste a todos. A pesar de que tengamos gustos diferentes, cuando nos juntamos como banda Marillion, la música que hacemos es algo que disfrutamos todos. Ese es el secreto, el poder hacer nueva música para cada álbum, sentirnos creativamente satisfechos con ella y no querer hacer otra cosa.

AM: ¿Cuál es el momento más difícil que pueden recordar de esos 25 años?

SR: Probablemente el grabar nuestro anterior disco, Sounds That Can’t Be Made, pero fue algo que nos ayudó a aclarar el ambiente y que nos hizo más fuertes. Eso ha sido lo más difícil en el último tiempo.

MK: Cuando Fish (Derek William Dick, ex vocalista) se fue en 1988, desde fuera se podría haber visto como que Marillion había terminado. No nos sentimos muy presionados por aquello, nos tomamos el tiempo necesario para pensarlo y tomar una decisión, que al final fue una correcta decisión.

SR: Además, pasó algo con ciertos discos. Cuando te vas de un sello importante y llegas a uno pequeño e independiente, todas las cosas que dabas como garantizadas… te das cuenta que ya no las tienes. Nuestra base de fanáticos se demoró más en obtener nuestros tres álbumes sacados a través de sellos independientes, ya que no había el mismo nivel de promoción que antes, en donde lo teníamos en todas partes del mundo de forma simultánea. Tuvimos que salir de eso y recurrir al crowdfunding, ocupando el internet junto a nuestros fanáticos, lo que nos puso en una posición mucho más poderosa que antes, pero a pesar de eso fue uno de los momentos más difíciles al pasar a un sello independiente.

AM: ¿Qué es lo más emocionante del nuevo álbum que están preparando?

SR: Es muy poderoso. Tiene paso de canciones muy largas a otras cortas, además que toma una posición respecto a lo que está pasando actualmente.

MK: Los fanáticos parecen preferir las canciones largas, las que cuentan una historia y son como un viaje, como en The Strange Engine. Tres canciones son de aquel tipo en este álbum. Entre 17 y 19 minutos cada una de ellas. Es un disco largo. Las canciones “cortas” tienen una duración de 7 u 9 minutos. Es mucha música y, esperamos, no sea demasiada, pasamos demasiado tiempo escribiéndola jajaja. Esperamos que la gente se tome el tiempo y lo escuche detalladamente, creemos que merece algo de atención y que no solo se escuche en el fondo.

AM: Este trabajo se llamará F.E.A.R., o Fuck Everyone And Run, ¿Qué significa?

SR: Es de una de las letras de las canciones del disco. Es sobre la actitud de los individuos ricos, las grandes corporaciones y los bancos. Ellos solo buscan las ganancias y les da lo mismo el mundo para poder conseguirlas.

MK: Tiene que ver con estos nuevos reyes, las corporaciones, bancos, los magnates rusos e incluso la gente como Larry Page y Sergei Brin de Google. Ellos creen que están por sobre la ley, por sobre los gobiernos, intentan manipular todo para su propio bien… ellos tienen una actitud de joder a todos y correr. De eso es que se trata esa canción.

AM: Uno de sus shows aquí es llamado The Progressive Dream, ¿cuál es para ustedes la parte más importante de aquel sueño?

SR: “Progresivo” puede significar muchas cosas para muchas personas. Desde “libertad sin restricciones” hasta “no estar confinado a una canción pop de cuatro minutos”. Eso es algo que hemos explorado con los años, con piezas más largas y cinemáticas. Entonces este sueño es una celebración de aquellos aspectos, de las cosas que hacemos. La gente sabe lo que obtendrá.

AM: Sobre aquel sonido de Marillion, tomaron el sonido progresivo que venía de una década atrás y le dieron un giro propio, ¿qué tan difícil o desafiante fue hacer eso y pulirlo?

SR: En todos los álbumes intentamos… no reinventarnos, pero sí mantenerlo fresco e interesante. Hacemos una mezcla de diferentes estilos de música, agregando aspectos de cada uno. Este será nuestro disco número 18, no creo que muchas bandas puedan decir o llegar a grabar aquella cantidad de música. Y además creo que tenemos grandes canciones allí. Parte de aquello es porque tuvimos la libertad para hacerlo. Suena extraño, pero no hacemos música para nuestro público, la hacemos para nosotros esperando que a ellos también les guste. Esa es una de las razones principales por las cuales nos gusta mantenerlo fresco. Es bueno tener la libertad de poder tomar un poco de este estilo y del otro.

MK: La música se ha convertido en algo menos original, sea en el progresivo o en el pop. La gente toma prestada cosas de todas partes, de otros géneros, e incluso no solo como influencia sino que tomando directamente lo que otro hizo. Y la gente además está más abierta a escuchar otros tipos de música mezclada entre sí. Nosotros lo hacemos a nuestra manera, en la que intentamos avanzar en cada álbum y no repetirnos. Hemos hecho tantos que no queremos hacer eso.

SR: Hemos abandonado un montón de buenas ideas, solo porque nos recuerdan mucho a otras ideas que tuvimos o hicimos en el pasado.

MK: Eso hace también que tome más tiempo. Nos tomó varios años el encontrar las ideas musicales óptimas para desarrollarlas y poder decir “sí, es suficiente para este álbum”.

CSC_0044

AM: ¿Qué tan diferente es realizar aquel proceso de escritura y grabación ahora en comparación con lo que hicieron en el pasado?

SR: Es un proceso completamente diferente. La tecnología cambió todo, ha entregado la libertad para poder editar, ordenar y mezclar la música, pero a pesar de eso y de que se pueda pensar que sirve para ahorrar tiempo, entrega tantas posibilidades que te llegas a sentir un poco perdido dentro de la máquina.

MK: En algún momento los estudios de grabación eran demasiado caros. Tenías que escribir las canciones, grabar los demos, ensayarlas y después llegar a grabar el producto final en un periodo corto de tiempo, en algo de ocho semanas. Ahora el costo de grabación es prácticamente nada, ya que se graba en discos duros, ya no hay cintas. Los equipos son mucho más accesibles y es más fácil el ensamblar un estudio. Nosotros siempre grabamos con una calidad suficientemente buena, entonces mientras ensayamos o grabamos y aparece una buena sección de música, la podemos utilizar más adelante. No tenemos que grabarla nuevamente una y otra vez hasta que salga igual.

SR: Todo se va grabando y queda guardado.

MK: Entonces el proceso de escritura, de los demos, de grabación final y de mezcla… todo ocurre mientras se graba y al final todo ocurre al mismo tiempo. Ya no tenemos que separar los procesos de grabación. Antes era grabar y después pasar al momento de mezcla, ahora lo puedes ir haciendo junto o como quieras. En la etapa final ya no comienzas por la primera parte, sino que tienes un trabajo ya avanzado y con las ideas mucho más claras.

AM: ¿Cuál de las dos formas les ha gustado más?

MK: Son diferentes. Las dos tienen sus beneficios. Por ejemplo, en la primera debes tener la disciplina para comenzar a escribir y luego grabar un demo, después grabar lo final y mezclar. Todo en ese orden y en cierto límite de tiempo. Tienes que tomar decisiones más rápidas y poder ceñirte a ellas. Y eso es. Por otra parte, al grabar todo lo actual, podemos ocupar todo. Nosotros hacemos muchas improvisaciones y espontáneamente ocurren cosas que difícilmente podrán pasar de nuevo. Son suficientemente buenas, las podemos rescatar.

SR: Puedes grabar inmediatamente algo que es absolutamente fantástico, pero si alguien cometió un error, se puede solucionar de forma muy fácil. La tecnología te permite eso, el preservar la mejor toma de lo que hiciste, no es como en el pasado cuando tenías que retroceder la cinta e intentar recrearlo en veinte o treinta tomas hasta que creas que alcanzaste la mejor presentación. De todas formas, puedes utilizar la nueva tecnología mientras grabas de la forma antigua. No mucha gente lo hace, pero es bueno encontrar aquel tipo de balance, el encontrar una forma que te permita tener libertad y poder experimentar todas estas cosas. Para los músicos siempre es algo bueno.

MK: Creo que la música se beneficia al hacerlo de esta forma en comparación con la antigua. Escucho nuestros primeros álbums y siento que se escucha algo raro, ya que íbamos al estudio e intentábamos ser lo más técnicos que podíamos, pero ahí perdíamos algo de la sensación y de la atmósfera que antes teníamos. Hay algunas bandas que pueden grabar y mantener todo igual, sonar fantástico al entrar al estudio y grabar todo de una sola toma. Es genial que lo puedan hacer. Nosotros mejoramos cuando vamos de gira. Si las grabamos después de ir de gira por tres meses o más, serían mucho mejores. Es una pena que no lo podamos hacer.

AM: Quizá, en el futuro, ¿por qué no?

MK: Claro, es algo que podemos conversar, jajaja.

AM: Lo último, ¿algún mensaje que enviar a los fanáticos?

SR: Gracias por apoyarnos, por ser un gran público y ser tan apasionados por todos lo que hacemos.

MK: Intentaremos volver lo más rápido y seguido que podamos.

AM: Tendrán el disco nuevo para poder volver el próximo año.

SR: Por supuesto, aquello sería genial.

CSC_0040 CSC_0042 CSC_0043  CSC_0046 CSC_0047 CSC_0048 CSC_0049 CSC_0051  CSC_0053 CSC_0054 CSC_0055 CSC_0057 CSC_0058 CSC_0059 CSC_0061 CSC_0062 CSC_0065 CSC_0066


Like it? Share with your friends!

0

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win
agendamusical

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *