Dream Theater en Chile: Escena de una memoria santiaguina


Dream Theater

Fecha: 15 de Diciembre de 2019
Lugar: Movistar Arena
Productora: Lotus
Fotógrafo: Ramón eMe Gómez    @el.eme
Periodista: Ramón Maldonado   @

Nuevamente, la banda proveniente de Long Island se reencontró con su fiel público chileno en el Movistar Arena a 14 años de su debut y comienzo de su romántica historia con su fanaticada de nuestro país.

En esta ocasión, la presentación del quinteto trajo doble sorpresa debido a que una parte vinieron a presentar su último trabajo en estudio llamado Distance Over Time y por otro lado, también vinieron a celebrar los 20 años del álbum Metrópolis PT2: Scenes from a Memories lanzado a fines del milenio pasado.

A las 20 horas estaba pactada la cita. Mientras, el conjunto se tomaba unos minutos para subir al escenario, un público impaciente comenzaba a manifestar gritos contra el presidente Piñera y otras consignas ya escuchadas en las manifestaciones. En este momento de forma sorpresiva la luces y música ambiente se apagan y de inmediato John Petrucci y Jordan Rudess salen a escena para tocar canciones del disco Distance Over Time. Tras una breve introducción instrumental aparece James LaBrie El conjunto norteamericano repasó canciones como Fall Into the Light, BarsTool of Warriors y Pale Blue Dot entre otros sencillos que no pierden la esencia de los riff psicodélicos de Petrucci y la solidez de la percusión plasmada en las baquetas de Mangini.

Tras recorrer el álbum Distance Over Time, se dio el pie para una pequeña pausa, a lo que podríamos definir como ‘el primer tiempo’. Luego, comenzó a sonar el reloj de la cuenta regresiva que señala el comienzo del disco Metrópolis PT2: Scenes from a Memories. Todo el público acompañó a la banda al conteo regresivo para entrar en un trance único que al final del show daría a cada asistente una historia de cómo vivieron este encuentro con los músicos. Este disco que fue creado como una especie de casualidad y que fue formando mediante improvisaciones, además que recurre a un recurso de composición bastante innovador que pocos referentes en la historia del rock han intentado probar y esto es aplicar una estructura narrativa que cuenta la historia de un joven que se somete a una terapia de regresión, en la cual conoce una historia del pasado.

Al terminar esta sesión, el joven siente que la experiencia que vivió durante la hipnosis es tan real como la vida que vive en ese momento y se obsesiona por buscar respuestas sobre esa realidad paralela que conlleva amor, tragedia, muertes y traiciones. Posiblemente, esto ya lo vimos en otros discos como The Wall, de Pink Floyd que narra una historia similar, pero con trama distinta.

La historia de la banda nace 1985 y es la clásica experiencia en que los músicos se conocen en su etapa escolar y que comienzan a profesionalizar su carrera musical. Sin embargo, en este caso John Petrucci y John Myung son los únicos fundadores que siguen vigentes en Dream Theater.

En sus primeros años, la banda paso por una inestabilidad en sus vocalistas que en consecuencia provocó que la banda estuviera alejada de los escenarios por largos periodos aún cuando ya había alcanzado cierta reputación, pero al poco tiempo James LaBries se alineó al quinteto para darle cierta estabilidad. Dream Theater vio la luz cuando el Grunge dominaba el mundo musicalmente.

Aquellos años en que Nirvana competía contra Oasis por quedarse con el liderazgo de la Séptima edad del rock. Sin embargo, Dream Theater apostó por el género más progresivo con una clara influencia de Pink Floyd y toda la psicodelia de la Segunda Edad del rock, fórmula que resultó más que exitosa para la agrupación neoyorquina.

Uno de los sellos propios de la banda es que sus conciertos con de larga duración, hablamos por lo menos de 3 a 4 horas. Y en esta ocasión no hubo excepción, ya que la presentación terminó pasada las 23 horas y fue muy elogiada por el público que se retiró más que satisfecho. Cada asistente se fue con una historia, algunos recordaban a viva voz que este disco estimuló sus gustos por el rock, una mujer recordaba que bailó en su matrimonio Through her Eyes y así se sumaban los testimonios de cómo Dream Theater en alguno momento ha influido en nuestras vidas: Las memorias santiaguinas.


Like it? Share with your friends!

2

3 Comments

Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Estimados

    Solo una observaciones:
    Jordan Rudess no es fundador de Dream Theater, de unió a la banda hace 20 años justamente para la grabación de SFAM.
    John Myung y John Petrucci son los únicos miembros actuales que son fundadores de la banda.

    Saludos!

    PD: y si, el concierto estuvo buenísimo!

  2. NO LE GUSTA MUCHO DT PARECE AL ROCKERO DE CARTON QUE ESCRIBIO, DICE NUEEEEVAMENTE ….SERA TONTO QUE INTRODUCCION ES ESA. AUN ESTAN LA GENTE ANTIGUA EN ROCKAIZES?

X
X