Marc Anthony en Chile: Valió la pena


Marc Anthony

Fecha: 13 de agosto de 2019
Lugar: Movistar Arena
Productora: Bizarro
Fotógrafo: Ramón eMe Gómez    @el.eme
Periodista: Diego Puebla   @Diego.puebla.h

“El rey de la salsa” en uno de sus espectáculos más “relajados”, cautivó al público que repletó el Movistar Arena en su primera de las dos noches confirmadas.

A casi treinta años del debut mediático con su compañero de aquel entonces, Little Louie, realizando hip hop. Marc Anthony, es uno de los shows de gran factura en la actualidad dentro del panorama latino, en su categoría salsa.

La actual gira “Opus” (que significa obra artística de gran escala) apela a la promoción de este disco “del año”, donde el cantante se unificó nuevamente con el productor Sergio George, encargado en la co-producción del megaventas 3.0 de hace seis años atrás. Este trabajo es autodenominado como un álbum fundamental en el catálogo del estadounidense.

En la portada de “Opus”, Marc Anthony luce una apariencia más relajada sin su tradicional traje negro y sin afeitar. De esta manera llegó a Chile para presentar su primer show, de dos disponibles en un espectáculo directo, hecho para el fanático menos “busquilla” del artista.

Con nutridos hits en una hora y cuarenta de duración, “el rey de la salsa” apareció en escena sobre tres tarimas luego de una introducción con música de moda, para interpretar 16 canciones junto a 15 músicos en escena.

Con algunas modificaciones de lo mostrado hace seis meses atrás en el Festival de Viña del Mar, son muchos los componentes que se siguen manteniendo a pesar de los cambios. El poder de Marco Antonio Muñiz Rivera para enfervorizar a la audiencia, manejar los tiempos y provocar gritos sin solicitarlos.

Sin los espectaculares juegos vocales con los que nos tiene acostumbrados, siendo más cauto en esta presentación ante el virtuosismo de su voz, decidió en esta gira entretener, además de entregar actuaciones más intensas y menos largas.

Sin la ceremonia en la que llora sobre el escenario o el juego con sus anteojos, Anthony se dedicó a cantar, entretener y bailar con ese sello característico de sus constantes giros. El único antecedente en contra, fue el exceso de volumen a ratos y falta de sutileza para poder captar los instrumentos latinos en la primera mitad del concierto. Esto no fue solucionado del todo, pero el intermedio con el medley de baladas ayudó a bajar los niveles de estridencia innecesaria.

Con prácticamente todo el setlist inserto en la cultura popular, a excepción de “Parecen viernes” el único corte del actual larga duración, Marc Anthony mostró un concentrado de su gran trayectoria e impecables muestras de ritmos junto a sus músicos.

Aún hay tiempo para asistir a un recomendable acto musical para todo espectador. Hasta el más arrítmico mueve un poco su cuerpo al presenciar a un experto de estas melodías, que como toda ocasión que visita nuestro país es elogiado, demostrando la fiel y fanática presencia del público cada vez que pisa suelo chileno.

Al igual que el tema que da inicio a este tour, “Valió la pena” realizar un segundo espectáculo para que la menor cantidad de gente posible, pueda perderse a uno de sus cantantes más queridos de la música en español en un impecable y certero recital.


Like it? Share with your friends!

0
Diego Puebla

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X
X