Joss Stone en Gran Arena Monticello: Sin preocupaciones


Joss Stone

Fecha: 7 de diciembre
Lugar: Gran Arena Monticello
Productora: Colors - Gran Arena Monticello
Fotógrafo: Ramón eMe Gómez   @don.eme
Periodista: Diego Puebla   @Diego.puebla.h

La británica regresó por cuarta vez en el show más íntimo en nuestro país.

Gran Arena Monticello prestó sus instalaciones, ubicadas en la comuna de Mostazal en la Región de O’Higgins, para el cuatro reencuentro de Joscelyn Eve Stoker o Joss Stone en su faceta artística. Una de las músicas más importantes y galardonadas de Inglaterra.

Con 31 años de edad y prácticamente la mitad de su vida dedicada a su carrera como cantante, la inglesa llegó a Chile por cuarta vez (2008, 2012 y 2015) y por segunda vez con su “Total World Tour”, gira iniciada en 2014 y que aún no termina, que la ha motivado a recorrer 150 países en su afán de recorrer el mundo con su música.

La cita sufrió algunos percances. Debido a los atochamientos presentados en la carretera, cientos de asistentes llegaron pasados en la hora anunciada siendo tomado en cuenta por los organizadores. Que a eso de las 21:45 iniciaron el espectáculo con la salida de la platinada artista.

Con gestos delicados, vestida con un largo vestido, descalza y con un largo pañuelo en el atril de micrófono que ambientaba su característica voz mezzo-soprano, Stone impuso de inmediato su candidez y felicidad constante. “¡Hola! ¿Cómo están?” preguntó con un suave tono.

Canciones de amor y reggae como “Love Me”, amor con jazz en su propia versión de la clásica “The Look of Love” o amor con soul rememorando su éxito “Super duper love”. En un relajo que admitió la mujer sobre el escenario, luego de que en la prueba de sonido el lugar hizo que temiera por lo frío que podía ser el encuentro, pasó al otro extremo convirtiéndose en el living de su casa.

Cambio de canciones según la ocurrencia del momento, no hubo un set-list predeterminado, constantes bromas entre los sólidos músicos y la vocalista; e incluso el olvido de letra no afectó en lo absoluto al show tampoco en la relación asistentes con la propia Stone. Al comienzo de reacciones tímidas aportando escuetamente ante las vocalizaciones requeridas, para culminar pidiendo un bis después de la salida del escenario con solo las luces de los celulares encendidas. Momento donde la británica no contuvo la emoción y grabó el instante para sus redes sociales.

De un sonido perfecto, risa contagiosa y una hora con cuarenta minutos de presentación repleta de positivismo, la intérprete esbozó historias en pro de la marihuana, de los pocos países que aceptan a sus presidentes y nuevamente del amor cuando recibió un parte de matrimonio por parte del público dedicando la próxima canción por el gesto.

Desde el jazz al r&b, pasando por el soul, reggae y el rock, Joss Stone circula sin amarrarse a un estilo o a una programación estructurada durante su show. Espontánea y distraída a ratos, demuestra que con el talento y la comodidad con su presente catálogo, puede ir donde estime conveniente presentando un acto altísimo nivel sin preocupaciones.


Like it? Share with your friends!

1

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Estuve ahí y disfrute cada minuto, no quería que terminara. Es lindo leer tu artículo y saber que viviste una experiencia similar, una voz impecable un show espontáneo. Un Espectáculo a otro nivel, me hace pensar.. Por qué no llevamos este nivel a tribunas internacionales a Viña? El arena pese a la lejanía del lugar estaba lleno… Significa que hay un público que gusta de este nivel… Gracias por tu critica, la disfrute

X
X