Sideshow de Snow Patrol: calentamiento previo de Lolla 2019


Con el Parque O’Higgins casi listo para recibir una nueva edición de Lollapalooza Chile, también llegan los sideshows. La misma noche de Greta Van Fleet, otra de las atracciones del festival más grande del país llegó al Teatro La Cúpula de Santiago: Snow Patrol.

Un poco pasadas las 21:00 hrs., con un público más que impaciente, apareció el quinteto en escena, pero siempre con un protagonismo claro: el líder, fundador y único miembro original de la banda, Gary Lightbody. Con algunos pasos de baile y una sonrisa fácil, el cantante rápidamente se ganó al público.

Los escoceses no demoraron en dar muestras de lo que presentarán en la primera jornada de Lollapalooza Chile: una mezcla de sus viejos temas con otros de su último disco, Wildness, siendo «Empress» el primero de ellos. A pesar de tener menos de un año en las calles, el tema fue recibido cálidamente por parte de los presentes que casi repletaron el recinto.

Luego le siguió «Don’t Give In» del mismo álbum, mostrando su lado más acústico, para posteriormente pasar nuevamente al suave rock melancólico que conocemos desde hace muchos años con «Run».

Aplausos, carteles y globos acompañaban a la gente, la que tuvo que esperar cerca de cinco años para recibirlos nuevamente en el país. Por parte del quinteto, mostraron el track que da nombre a su último disco para pasar a un regalo a los fanáticos más acérrimos con un tema que, según Lightbody, no habían tocado en mucho tiempo.

Make This Go On Forever” y “Shut Your Eyes”, habituales de sus setlists, volvieron a levantar al público cuando ya se acercaba la hora de espectáculo. Aquel ánimo se reflejó en la aparición de más globos para acompañar «Heal Me», tercera canción del trabajo que lanzaron el año pasado.

Los gritos no se hicieron esperar con «Called Out In The Dark» y «Chasing Cars», favoritas de los fans y quizá dos de los puntos más altos de la jornada. Minutos más tarde, los cinco abandonarían el escenario ante los silvidos de la gente. Mientras algunos pocos se acercaban a las puertas de salida, otros se mantenían firmes cerca de la reja para seguir disfrutando de la música.

Ni cinco minutos demoraron en volver, aunque solo dos de ellos: Lightbody y Johnny McDaid, con este último sentándose junto al teclado para dar una emotiva versión de “What If This Is All The Love You Ever Get?”, otro de los tracks de Wildness.

Finalmente volvió todo el equipo a la cancha para una última canción, quizá la más fuerte que sonó de todas. A pesar del volumen, la claridad y suavidad de la música presentada quedó patente. Lo de esta noche fue un calentamiento, una prueba de lo que será su objetivo principal: ser parte de la jornada inaugural de Lollapalooza Chile. En ese sentido, la banda cumplió con creces, pero con la sensación de no entregar el 100%.

Foto: marusaez_


Like it? Share with your friends!

0

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
X