Willy Rodríguez: “Compartir escenario con Method Man es bastante fuerte”


cultura_profetica_chile

Por Samuel Fuentes.

El próximo 12 de diciembre los oriundos de Puerto Rico, Cultura Profética, animarán la jornada musical en el Estadio Bicentenario de La Florida, en la que también estarán presentes Method Man, Charly Black, Alika, Portavoz y Bubaseta. Un festival producido de forma conjunta entre las productoras Ruido Music y Red Eyes. Más info aquí

Es por eso que conversamos con su vocalista, Willy Rodríguez, sobre el pasado, presente y futuro de la banda, el próximo disco, sus influencias y también de su relación con Chile.

Agenda Musical: El próximo año Cultura Profética cumplirá 20 años de existencia, ¿Qué balance puedes hacer de la carrera del grupo?

Willy Rodríguez: Ha sido sólida, muy sólida, pero también ha sido bastante lenta. Nosotros acá tenemos un dicho muy popular que dice que “poco a poco le entra el agua al coco” y podemos decir que el agua de coco es de las más ricas en nutrientes, una de las más puras que existen. En cierta manera nosotros somos como el agua de coco. Llevamos un proceso bastante lento, pero se ha dado muy sólido, muy bonito y a fin de cuentas sustancial, que es lo más importante.

Ahora, a los 20 años, estamos en una madurez bastante buena de nuestra carrera, estamos disfrutando y recogiendo los frutos de muchos años de esfuerzo independiente. Lo que más nos ha dejado este tiempo es el orgullo de saber que lo hemos hecho con nuestros propios valores musicales y poéticos. Hemos encontrado por ese medio la conexión máxima entre el público y la banda. Eso es algo que esperamos que dure por mucho tiempo más.

AM: El reggae nunca fue considerado por las grandes industrias para ser masificado, ¿les costó mucho lograr la internacionalización de la banda?

WR: Sí, costó, pero no creo que pasó tanto por el género, sino por la cuestión de ser independiente. La música se masifica cuando tienes dinero para ponerle, como en todo, no sólo en la música. Así es la diferencia de la comida rápida versus los restaurantes. Si tienes dinero para invertirle, lo haces gigante. Además de la calidad, ¿no? Lo más difícil ha sido eso, el saber y entender que el dinero mueve las cosas. Obviamente nos tomó más tiempo, pero estamos agradecidos igual.

AM: En el último tiempo han presentado nuevas canciones, como “Saca, Prende y Sorprende” o “Música sin tiempo”, ¿qué elementos nuevos han incluido en esta nueva música?

WR: Yo diría que seguimos en lo que hemos hecho siempre. Cada disco ha sido un crecimiento constante, siempre un disco muy diferente al otro. Creo que siempre nos damos la posibilidad de explorar ritmos nuevos, ritmos que no hemos tocado. Melódicamente sí, jugamos, no nos gusta estar repitiéndonos. No es como que hacemos un palo y después hacemos otros diecisiete palos iguales, jajaja. La idea es siempre tener algo nuevo para decir, tanto poéticamente como musicalmente.

En este nuevo disco particularmente me estoy acercando más al soul, es algo que ha venido pasando poco a poco. Desde los discos anteriores seguimos manteniendo el reggae clásico. Por primera vez creo que tengo un tema bastante jocoso, no tan serio como son la mayoría de los temas. La mayoría de mis canciones son… como te digo… análisis poético de mi vida personal, cosas así poéticas hacia la mujer, sobre las necesidades que tenemos como país o como latinoamericanos. Por primera vez escribí un tema bastante jocoso sobre una relación, algo que es totalmente nuevo en la banda. Creo que les va a gustar. Hay muchas cosas variadas, pero todavía es un poco muy temprano para estar seguros de que es lo que viene.

AM: ¿Qué tan avanzado está ese disco nuevo? ¿Hay fecha para que salga?

WR: Yo digo que estamos a la mitad. Hay muchas ideas fluyendo, pero grabadas hay seis o siete canciones. Bueno, no totalmente finalizadas, pero sí están bien encaminadas. Eso es lo que está. Faltarían como seis o siete más, yo diría para que el disco esté listo. Y todas esas ideas están, pero aún no son canción. Nos falta tiempo de seguir metiéndonos al taller a seguir madurando esas ideas y después meternos al estudio a sacarlas.

¿Fecha posible? Hasta ahora es principios del año que viene. Yo diría que alrededor del mes de mayo, que por ahí cumplimos los 20 años y sería perfecto. Ahí estamos. Estamos dispuestos para eso, por lo menos para terminar de grabar de aquí a final de año y que ya solo queden los detalles de mezclar, de masterizar.

AM: Como me decías, este disco va a tener letras que se enfocarán en lo social, ¿cuál es el principal mensaje que esperas dejar con tu música?

WR: No sé si haya un mensaje principal. La música es la necesidad de cada día. Siempre hay algo nuevo que decir, alguna queja o también algunas cosas lindas. Yo creo que si hay algo que unifica es las ganas de hacer música en general, las razones por cuales piensas que haces la diferencia. Estar uno para ser uno, todos tienen algo que aportar. Ese creo que es el mensaje general de lo que hacemos, que simplemente sea un ejemplo. Nosotros vivimos así, siempre hay algo que aportar.

AM: Considerando que “La Dulzura” es del año 2010, ¿fue muy difícil dejar los escenarios para volver al estudio?

WR: Sí, está siendo muy difícil, jajaja. Mucho trabajo pendiente, muchas cosas por hacer y muchos viajes. También muchas ciudades por volver. Hemos tenido que aguantarnos eso. Y no siempre que uno se sienta a buscar la música, llega la canción exacta. Es como “bueno, vamos a parar para hacer esto, para meternos y ver que sale”, pero no necesariamente… a veces uno piensa que podría hacer las dos cosas a la vez, pero la realidad es otra.

Ha sido un poco difícil porque estamos acostumbrados a estar tocando constantemente, pero es lindo también el hecho de poder estar con nuestras familias más tiempo. Eso deja también mucho al momento de escribir y tocar. También es chévere ver que tienes el espacio para hacerlo. Necesitamos hacer la música y nos podemos tirar un poco para atrás y hacer lo que más deseamos hacer. Agradecidos siempre, jaja.

AM: El año 2012 fuiste padre, lo que también ha ocurrido con otros miembros dentro de la banda, ¿cómo cambió tu percepción de la vida luego de ser padre?

WR: Uf, totalmente. Cambió por completo, sobre todo por el hecho de que alguien depende de ti. Ese pensamiento lo cambia todo. Eso es lindo, es un cambio bonito, pero también está la parte difícil de saber que el tiempo ya no es tuyo. En cuanto a la música, yo ya no me amanezco como lo hacía antes para escribir. Antes a las 3 de la mañana me levantaba con ganas de hacer una canción, seguía hasta que salía el sol y dormía en la tarde. Ese tipo de cosas ya no se pueden hacer. Eso hace que también cambie tu proceso creativo. De cierta manera uno se acostumbra. El sol es importante, aun cuando no estés exactamente debajo de él. Es importante vivir con el sol y esta experiencia de ser padre me ha obligado a aprender a vivir con él.

Todo es diferente y en este disco se va a sentir. Varios de los muchachos nos hicimos padres casi al mismo tiempo. Definitivamente se va a sentir. Incluso es más, ya que escribí un tema de mis días con mi hijo cuando era más bebé, entonces ya ha quedado documentado, jajaja.

AM: Cultura Profética viene a encabezar un festival de reggae, rap y hip hop, ¿cómo sientes esa responsabilidad?

WR: Es gigante. El compartir escenario con un artista como Method Man es bastante fuerte. Yo lo escucho desde que era chamaquito y lo admiro muchísimo. Igual entendemos que la relación que hay entre Chile y Cultura Profética es muy bonita, se nos da muy bien. Creemos que este festival era la mejor decisión en estos momentos, considerando que no hemos sacado un disco nuevo, para dejar entonces para el próximo año, cuando saquemos el disco, hacer un concierto nuestro como se merece el público. Por eso decidimos ir esta vez en calidad de festival a divertirnos y compartir.

AM: También habrán otros exponentes de música jamaicana, como Charly Black en el dancehall o Alika que también incluye algo de rap, ¿te gustan? ¿Cómo ves la actualidad del reggae latino?

WR: Alika es una artista que lleva muchísimos años. Nos hemos encontrado en muchos países, especialmente en México y en California. Hemos coincidido muchas veces, en Miami también. Ella ya es parte de la familia del reggae latinoamericano.

La música jamaicana ha influenciado la música en general, en el mundo. No se puede negar que el sonido que se escucha en la mayoría de la música hoy día es influencia de los jamaicanos. El mismo hiphop nace de que Kool Herc, que era un jamaicano que vivía en Nueva York, sacó un soundsystem con aquel sonido a la calle y empezó a jugar con dos discos hasta que sacó un ritmo. De cada disco sacaba un ritmo y después creaba un loop. Cuando se terminaba uno de los discos, ponía el otro y así. Un jamaicano fue uno de los primeros hiphoperos importantes.

Eso no se da sólo en el reggae, sino que también en el hiphop y en el pop en general. Es loquísimo sabiendo que Jamaica era un lugar en el que no había escuelas de música hasta, creo, los 80. Y ellos venían haciendo historia musical desde los 60. Incluso un poquito antes también, pero en los 60 y 70 ya eran gigantes. Me parece muy bonito ver como una isla tan pequeña, un poquito más grande que Puerto Rico, puede influenciar el mundo tan fuertemente. Nosotros también somos un ejemplo de eso, los puertorriqueños.

AM: ¿Hay algún grupo o artista actual de aquellos géneros que sigas o prefieres volver a lo anterior?

WR: ¿De la actualidad? No, creo que no. Lo menos que escucho hoy es reggae, para serte sincero. Escuchaba más reggae cuando era más joven, fue de lo que más me influenció, pero casi siempre me he inclinado hacia el reggae de los 70, que es más cercano al funk y a la salsa, un tiempo en que también tenía mucho más soul. También los instrumentos de los 70 eran muy diferentes. De los 80 en adelante no me identifico tanto, mucho menos en el nuevo reggae, no me encaja. No hay muchas cosas que sienta que me reten, que me sorprendan. Por eso me inclino a escuchar otros tipos de música. Me encanta el soul, siempre voy de vuelta a los maestros originales. Soy así de mucha música vieja.

AM: Han visitado nuestro país en varias ocasiones, ¿qué es lo que más les agrada de Chile?

WR: No podría decir sólo una cosa, jajaja. Chile en general es bellísimo. El clima, la comida, todos los mariscos, la gente es tan chula. Hasta el acento en general es muy amigable. También los terremotos, jajaja. Me refiero a la bebida, eh. Creo que de todo un poco, pero si vamos más adentro, me quedo con que Chile es un país de poetas y que gracias a eso nos podemos entender. Eso es lo más que me gusta, que son un público abierto a escuchar el tipo de temática que acostumbramos a traer.

AM: ¿Recuerdan cómo fue su primera presentación acá en Chile?

WR: La primera fue en el Caupolicán, como parte de un festival. Varias de ellas fueron en el Caupolicán y fueron increíbles cada una de ellas, muy bonitas. Poco a poco nos fuimos dando cuenta que hay un público sólido y que podíamos seguir haciendo cosas nuestras, nada más. Una vez decidimos hacer un show más pequeño en La Cúpula, más o menos como para 2.000 personas, y nos dimos cuenta que nos quedábamos cortos de espacio. Ahí decidimos empezar a crecer. Con esa movida a la Cúpula también estábamos buscando apelar a un público más abierto, un poquito más grande, ya que llamaba a otro tipo de público. Creo que esa estrategia ha ido funcionando. Nosotros siempre hemos sido partidarios de que nos escuche más gente, no sólo la gente que escucha reggae. Ha sido una estrategia el llevar a que eso pase. Yo creo que eso es lo que nos ha dado más éxito en estos años.

AM: ¿Algún mensaje para tus fans en Chile?

WR: Más que nada agradecimientos a toda la gente de Chile, que gracias a ustedes estamos viviendo un momento muy bonito. Nos sentimos bienvenidos y nos vamos con todo en diciembre. Que aguanten hasta eso, ¿ok?, jajaja.


Like it? Share with your friends!

0

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win
agendamusical

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *