Bastian Baker: «Acabo de escribir una canción que dice Santiago de Chile»


Periodista: Samuel Fuentes

El cantautor suizo Bastian Baker llegó a Chile este lunes para dar cuatro conciertos. Con la habilidad de hablar cinco idiomas y con una considerable carrera para tener solo 23 años, Baker conversó con Agenda Musical sobre el significado de su primer disco, sus comienzos en la música, la experiencia que ha ganado con los años y lo que significa estar en un lugar tan lejano como es nuestro país.

AM: En tu infancia fuiste un jugador de hockey y luego te cambiaste al coro de tu colegio, ¿por qué tomaste esa decisión, considerando que el hockey tenía mucho peso en tu familia?

Bastian Baker: En mi familia no tenemos músicos. Mi padre hacía hockey sobre hielo, lo que estoy seguro que no es muy popular en Chile, jaja. Mi madre es profesora, pero los dos son amantes de la música. Todo el tiempo tenemos música en el living, en el auto y por toda la casa. Así fue que descubrí a mis primeras bandas, las que amo. Ahí está Led Zeppelin, Simon & Garfunkel, Eagles o Queen, uno de mis preferidos. Luego empecé a tocar la guitarra desde muy joven, como desde los siete. Es mi pasión desde bambino, jaja.

AM: Todos los grupos que me nombraste son de rock, ¿por qué te güiste por sonido más cercano al pop?

Mi música es un mix de todas esas influencias. Aparte de la música rock me gusta escuchar a artistas como Jason Mraz o John Mayer, que son más acústicos, más cercanos al blues. Creo que mi música es una mezcla de todos esos estilos. Puede haber momentos en canciones como “Kids of the Street” que es más rock y después en “Earrings On a Table” donde es acústico. Incluso hay canciones como “I Sing for You” que es pop.

Creo que eso es porque yo nunca quise hacer un estilo de música. La composición es una cosa natural y creo que puedo ver mucho más amplio. Por ejemplo, empiezo con la guitarra, juego con un sonido folk que es más fácil.

AM: Estuviste en la versión belga de The Voice, en donde fuiste entrenador de los participantes, ¿cómo fue ayudar a músicos de tu edad en una parte tan difícil como es el comienzo de una carrera musical?

Creo que The Voice fue una experiencia increíble para mí. Era muy joven, como dices. Tenía 22 años. Nunca en mi cabeza me dije “oh, soy joven, no puedo hacer eso”. Hace años que comencé a tocar la guitarra en bares o en estadios y creí que de verdad podía ayudar. Son muchos jóvenes los que están en The Voice, de 17 o 18. Creo que lo que dije a mis talents fue “ok, soy joven, pero he hecho eso, esto, aquel festival y tengo dos álbums y aquí estamos ahora no para trabajr y no para ver quién es más joven”. No era directamente para hacer música. The Voice es más entretenimiento, es televisión. Fue muy bueno para mí y para mi equipo.

AM: Tu disco “Tomorrow May Not Be Better” (“El mañana puede no ser mejor”) tiene un nombre algo oscuro, por decirlo de alguna forma, ¿por qué ese nombre?

Claro que es oscuro. Escribí esa canción cuando tenía 17. En ese momento no imaginaba hacer un álbum, pero pensé “si llego a hacer uno, le pondré ‘Tomorrow May Not Be Better’”. Esa canción es la forma en la que yo pensaba en aquel tiempo. Era un poco oscura ya que yo era un poco oscuro. Esa canción fue como una terapia, como una medicina, para poder ver el mundo de una manera diferente. Esa canción es muy importante para mí.

También sé que hoy no pienso de la forma en la que hablo en esa canción. Ahora soy una persona muy positiva, me gusta la vida, pero gracias a esa canción y a ese álbum con un título tan oscuro que puedo hacer todas las cosas que me gustan. Fue necesario hacer esa canción.

AM: En esa misma canción hay una parte de la letra que dice “money, fame and fashion, what is it all worth?” (“el dinero, la fama y la moda, ¿todo eso vale la pena?”). Si no buscas nada de eso, ¿cuál es tu principal motivo para hacer música?

Lo que quiero buscar es lo que ahora estoy viviendo. No es fame o fashion, como dije ahí, lo que es importante en mi vida. Claro que ayuda a ciertas cosas, jaja. Lo más importante es que puedo viajar, que puedo conocer nuevas personas. Yo nunca pensé que estaría en Chile para tocar música.

Yo soy de Suiza y me gusta mucho, sobre todo sus paisajes. Sé que todo eso va a seguir ahí. Todas las otras cosas, como la fama o el dinero, pueden estar tres o cuatro años y luego desaparecer. Si esas son las cosas más importantes para ti y luego no lo tienes, se vuelve un drama. Son las cosas más simples de la vida las que me gustan. Estar con mi familia, con mis amigos, los paisajes maravillosos de Suiza. Esas son las cosas importantes para mí.

AM: Tenías solo 19 años cuando grabaste ese disco, ahora con más experiencia, ¿cambiarías algo de ese álbum?

No lo cambiaría. No me gusta pensar que cambiaría cosas de mi vida. Todo lo que uno ahce se hace en el momento justo, cuando se siente bien. Después veré, en 10 años, si mi participación en The Voice fue una buena cosa, por ejemplo. Ahora no sabemos si es algo bueno, ya que no lo hemos hecho.

Ese primer álbum fue muy difícil, ya que lo produje yo, además que lo hice muy joven, con solo 19 años. Todo era nuevo para mí. El estudio, los músicos, todo. Era mucha presión para mí. Al final tuvimos este álbum, del que ahora hemos vendido miles y miles de copias. Fue una sorpresa deliciosa.

AM: ¿Cuántas cosas nuevas pudiste plasmar en tu siguiente disco?

Puedes aprender con cada cosa que haces. En el primer álbum era todo nuevo, todo era una sorpresa. En el segundo álbum ya la experiencia la tenía. Ya sabía cómo hacer algunas cosas. Después encuentras a nuevos músicos, entiendes la nueva música y nuevas influencias. Siempre se puede hacer algo mejor y mejor, siempre que se mantenga la pasión por la música.

Algunos hacen un álbum y piensan “oh, ya hice lo difícil, ahora puedo ir tranquilo”. Yo cuando voy al estudio cada mañana… es un gran estrés, jajaja. Pienso qué puedo hacer para mejorar. Todo eso se aprende con la experiencia.

AM: Ya te pregunté sobre tus influencias en la música, ahora te quería preguntar sobre las letras, que pueden ser algo duras para la edad en la que las escribiste, ¿hay alguien que te haya influenciado en eso?

Las letras para mí son tan importantes como la música, ya que tenemos un mensaje. No debemos pensar que la gente es estúpida, la gente también pone atención a las letras. Yo hablo de las relaciones con la familia, con los amigos, con las mujeres, con la vida y con la muerte. Un placer que tengo es ver a la gente y escuchar las historias que pueden decir y después escribir de eso.

Casi todo lo que escribo es de verdad, experiencias que yo he tenido o que me han contado. Siempre decir la verdad es lo que más me inspira. Por ejemplo, hace cinco minutos escribí una parte de una canción que dice “Santiago de Chile”, jaja.

AM: Hace poco me dijiste que nunca pensaste estar en Chile u otro país tan lejano de Suiza, ¿qué pasa por tu cabeza ahora al ver que en país tan apartado tu música se conoce?

Creo que en el día de hoy el internet hace mucho. La gente puede entrar ahí y descubrir nuevos artistas. Yo lo siento muy bien, jaja. Nosotros somos un equipo independiente, es mucho trabajo, más que cuando hay una empresa grande detrás, donde se puede organizar mejor y tienen más conecciones.

Lo que más me gusta es que vamos por todo el mundo y trabajamos, yendo a cada entrevista, a cada concierto… por ejemplo, fuimos a Brasil por una semana. Hicimos la primera parte del concierto de Zaz. Fue genial, hubo muchas personas, una gran experiencia con el público brasileño. Después tuvimos la oportunidad de ir a Argentina a hacer otro concierto, pero tuvimos que tomar un avión a las 1 de la mañana, llegar a Buenos Aires a las 5:30, hacer el concierto en la tarde y después una noche en Buenos Aires y ahora aquí.

Todo eso lo hemos hecho ya que pienso que si podemos tocar, hay que tocar. Con ese ejemplo quiero mostrarte la mentalidad de nuestro equipo. Cuando era más joven me dije que mi sueño era tocar música cada día de mi vida y es lo que estamos haciendo ahora, por lo que quiero hacerlo lo más posible, jaja.

AM: ¿Ya estás planeando lo que será tu próximo disco o prefieres seguir disfrutando lo que te entregan las canciones que ya has hecho?

Estos dos álbums ya me dieron placer, jaja. Me gustan mucho, pero siempre estoy haciendo nueva música. Ahora tengo como 20 nuevas canciones. En dos semanas voy a estar en Londres, entraré al estudio y espero que salgan ocho o nueve canciones más. Yo no sé si quiera hacer otro álbum. El negocio de hacer un álbum está muerto.

Nosotros pensamos en hacer a fines de abril, de una canción, lanzar un single por Itunes. Después vamos a hacer un EP, un pequeño álbum y al final de año un nuevo disco. Queremos hacer tres lanzamientos en un año para probar esta nueva forma de hacer música. Estoy trabajando en nuevas canciones ya que es lo que prefiero, componer regularmente.

El problema que tengo un poco es que cuando era algo más joven y tenía una idea, podía estar cuatro o cinco horas trabajando en una sola canción hasta que la terminaba y estaba todo bien. Ahora tenemos que ir al aeropuerto, tenemos que entrar al avión, después el check-in en el hotel y después el concierto. Tengo poco tiempo para escribir. Aprendí a escribir un verso y después, en otro país, un coro y después, en dos o tres meses, la canción terminada. En el comienzo eso fue un poco difícil.

AM: Hace un par de años hiciste una twitcam…

¿Lo viste? Jajaja.

AM: Sí. Lo encontré una buena forma de mantener el contacto con los seguidores. ¿Cómo se aprovecha eso en tu música?

En el día de hoy la música cambia mucho por las redes sociales. Una cosa que es rara para mí. En mi generación no crecimos con esas cosas. Soy joven, pero cuando era menor no teníamos esas cosas. Cuando un fan escribe algo no espera que pueda haber una respuesta. El poder hacer eso es cool. Hoy, cuando alguien te escribe por Twitter y no hay una respuesta, la gente puede ser tener una reacción del tipo “hey, por qué no me respondes, eres un artista con el ego grande” y no es eso, es solo que muchas veces no tenemos el tiempo para responder a todos.

Y tampoco soy un adicto a esas cosas. No tengo mi teléfono conmigo durante la entrevista. La prioridad es la música y después la relación con los fans, la que también es increíble. Hay que cuidar un poco que no se estropee eso. No quiero ser famoso por tener millones de seguidores en Twitter, prefiero tener gente que vaya a mis conciertos. Esa es mi prioridad.

AM: Vas a estar varios días en el país, considerando los cuatro conciertos que darás aquí. ¿Tienes algo planeado para hacer durante tu estadía, aparte de los conciertos?

Esta es mi primera vez aquí. Lo que me gusta hacer en las ciudades que no conozco es descubrir, pero no como turista. Queremos hablar con la gente de aquí, que nos muestren los lugares donde hay buena comida y buenos bares, además de la posibilidad de ver bandas en vivo. De todas formas, cinco días no es mucho cuando tienes que tocar cada noche. Hay que preparar los conciertos, hay que hacer las pruebas de sonido y muchas cosas. Soy muy curioso y prefiero estar un poco cansado, pero descubrir la ciudad.

AM: ¿Cuánto sabías de Chile antes de venir?

Hay una única cosa que sé de Chile. Uno de mis técnicos allá en Suiza es chileno y durante la Copa del Mundo. Todo el tiempo en el bus gritaba “chi, chi, chi, le, le, le, ¡viva Chile”, jajaja. Estaba loco.

AM: Es pegajoso.

Sí, muy pegajoso, jajaja. Tengo que hacer eso en el concierto.

AM: ¿Qué esperas de tus shows acá? Los cuatro serán muy diferentes.

Será muy diferente de Suiza y del público y de la ciudad que ya conocemos. Cuando haces tantos viajes, puedes adaptarte a las culturas. Como dije, soy bastante curioso y nunca es un problema el adaptarte al público. Lo que más me gusta antes de un concierto es saber qué cosas locales les gusta a la gente, como el “chi, chi, chi, le, le, le” o si hay alguna palabra especial. Esa relación con el público es muy importante para mí. No vengo al escenario a tocar las canciones para después irme. Eso para mí no es un concierto. Lo más importante es que la gente en el concierto tenga una sonrisa y después diga fue un buen momento, con buena música, con un joven de Suiza que se interesa en Chile y su cultura. Eso es lo que me importa más.

AM: ¿Algún mensaje final que quieras entregar?

Chi, chi, chi, le, le, le, ¡Viva Chile! Jajaja.

CONCIERTOS EN CHILE

1 de abril: Hard Rock Cafe Santiago
2 de abril: Club Chocolate
3 de abril: Backstage
4 de abril: Backstage


Like it? Share with your friends!

0
agendamusical

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
X