Deftones en Chile: El final perfecto para la trilogía


Deftones + Quicksand
Fecha: 
30 de mayo de 2018
Lugar:
Teatro Coliseo
Productora:
Transistor
Fotógrafo:
Kena Luppichini
Periodista: Samuel Fuentes

La noche del miércoles, Deftones se presentó por tercera jornada seguida en el Teatro Coliseo, recinto ubicado a pocos metros de La Moneda que presenció un concierto inolvidable para los cerca de dos mil asistentes.

Este espectáculo comenzó pasadas las 21:00 con los teloneros, Quicksand, la que incluye en su alineación a Sergio Vega, quien también toca el bajo en el número principal de la noche.

Los neoyorkinos, en formato trío luego de la salida forzosa de Tom Capone y debutantes hace pocos días en nuestro país, tocaron un set como para la ocasión, con sus grandes éxitos como “Fazer”, “Dine Alone” y “Thorn in My Side”.

A pesar de no ser muy conocidos en el exterior, sí poseen una destacada carrera en el circuito norteamericano del post-hardcore, siendo incluso puestos en listas junto a bandas como Fugazi. Es decir, el calentar la noche estuvo a cargo de unos músicos con extensa trayectoria.

Después de cerca de 45 minutos, y dejando un muy buen gusto con su duro sonido, las luces se prendieron. Mientras muchos ocupaban el tiempo para salir de sus puestos, otros intentaban avanzar lo más posible en dirección a la reja. Entienden como un privilegio el poder estar adelante frente a un show como el que verían muy pronto.

Eso sí, la espera se hace muy larga. Aunque recién van quince minutos de atraso, la gente actúa como si fueran muchos más. Gritos y silbidos retumban en todo el Coliseo, desde la cancha hasta lo alto de la platea. Y se vuelve peor cuando se apagan las luces.

Aparece Chino Moreno sobre el escenario y el público explota. Es la tercera noche, pero todo es fresco. Desde Sergio Vega –quien tocaba su sexto concierto en solo tres días hasta la canción con la que partieron y que ya tiene más de dos décadas de vida: “Headup” de Around the Fur.

Esto fue una sorpresa, especialmente por versiones surgidas los días anteriores hablaban de que solo habían preparado dos setlist diferentes para sus tres días en Chile. Y el asombro continuó con los dos siguientes temas: El clásico “My Own Summer (Shove It)” y “Rubicon”, una que debutó en nuestras tierras.

“(L)MIRL”, también de su última producción Gore, dio paso a otro de los tracks que no dejaron a ningún fanático sentado ni quieto: “Rocket Skates” y los gritos de “Guns, razors, knives”.

Como su hubiesen elegido cada canción con pinzas, todas encajaban y entregaban el mismo mensaje que los días anteriores. Nada se repetía. Cada presentación era una fiesta independiente, pero que en conjunto contaba una historia que repasaba sus tres décadas de existencia.

“Royal”, “Diamond Eyes”, “Beauty School” -otra de las que aparecieron en solo una oportunidad entre las tres noches- y “Be Quiet and Drive (Far Away)” eran como olas que traían y llevaban a sus fanáticos, saltando y gritando en todas las posiciones que el recinto ofrecía, llenas debido a la venta total de entradas.

Ese no es un detalle menor. No todas las bandas que nos visitan son capaces de agotar un concierto y, mucho más difícil, el agotar tres en días seguidos. Es este ingrediente de Deftones y la pasión que genera uno de los elementos al considerar en un show de este tipo.

No es solo música, sino que también una inagotable energía adolescente. Mientras Moreno grita como veinteañero, otros disfrutan como recordando su paso por el colegio de hace más de una década. Otros, más jóvenes, también son capaces de contectarse con esas letras y potentes melodías.

Pero las sorpresas seguirían llegando: “MX”, “What Happened to You”, “Hole in the Earth” (sacada del baúl en el que estaba guardada hace tres años) y “Kimdracula” seguían dando forma al set, cuya extensión también fue tema de debate durante las horas previas.

Otra desempolvada fue “RX Queen”, del aclamado White Pony, que no aparecía en sus setlist desde el 2015. Como en cada una de las presentaciones anteriores, Stephen Carpenter se lució con sus guitarras de ocho cuerdas y el ventilador en la cara. Por otra parte, Abe Cunningham cumplía el rol fundamental y silencioso de siempre. Nota aparte para Frank Delgado, quien abandonaba su puesto en las tornamesas cada vez que no era requerido, con sumo respeto para aquellas interpretaciones como cuarteto.

Aunque prácticamente nadie lo quería de esa forma, el final se acercaba. “Change (In The House of Flies)”, clásico de clásicos dentro del repertorio de los californianos, daba paso a “When Girls Telephone Boys”. Y sí, esta también tiene su dato: No la tocaban desde la gira que los había traído por última vez a Chile. Con eso terminaron su primera parte.

Cuando volvieron, lo hicieron con una perla, una que no está en ningún disco: “Teething”. De ahí, saltamos a los inicios con Adrenaline, álbum debut de cuando eran un cuarteto con un sonido mucho menos pulcro y, por supuesto, cuando contaban con Chi Cheng en su alineación previo al triste accidente que lo dejó en coma por años antes de fallecer.

“Nosebleed” (por primera vez en cinco años) y “7 Words” fueron las elegidas para dar fin a su periplo por esta parte de Sudamérica. Las dos brutales, tal cual sonaban en los días de su lanzamiento, ponían broche de oro a una trilogía de la que se hablará por mucho tiempo.

Deftones podría haber repetido el mismo setlist los tres días y haber dejado felices a muchos, pero no querían eso. Tres días diferentes, tres experiencias diferentes. Si el primer día tuvo el seductor sonido de “Passenger”, el último tuvo el amor romántico de “Beauty School”. Todos sets elegidos con coherencia y cariño, los que permitieron mezclar cartas seguras con inesperadas apuestas.

Si se llega a repetir la fórmula en el futuro, no se sentirá lo mismo. Con esto no quiero decir que será mejor o peor, sino que con Deftones lo único que uno puede tener por garantizado es que no hay ninguna noche igual que otra. Es como ver una película con los mismos actores, pero siempre un final diferente. Eso no lo logra cualquiera.


Like it? Share with your friends!

0

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win
agendamusical

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *