Fauna Primavera 2018: Sentimientos a flor de piel


Fauna Primavera 2018

Fecha: 10-11-2018
Lugar: Espacio Boradway
Productora: Fauna
Fotógrafo: Pedro Mora   @archivolocal
Periodista: Samuel Fuentes   @

El Espacio Broadway volvió a albergar la octava edición del festival Fauna Primavera, evento que reunió a miles de personas en torno a diferentes géneros, los que este año fueron representados por Bargabagallo, Playa Gótica, Connan Mockasin y…
Warpaint
El cuarteto de norteamericanas volvió a nuestro país luego de tres de años desde su presentación en la Blondie, con la novedad de tener un nuevo disco bajo el brazo, así como también la ampliación de la carrera solistas de algunas de ellas, como su bajista Jenny Lee Lindberg.
Toda esta nueva experiencia se tradujo quizá en una versión más madura de la banda, ya consolidando la prestancia en el escenario y sonido presentado, mostrando coherencia entre los ya clásicos (“Warpaint”, “Elephants”, “Love Is to Die”, entre otras) con temas nuevos (“Above Control”, “New Song” y otras).
Uno de los aspectos que más se agradece dentro de la presentación de Warpaint es la libertad que cada una muestra, sin estar preocupadas por batallar por el protagonismo. Ya sea que cante Emily Kokal o Theresa Wayman, las cuatro entregan la misma intensidad sobre el escenario, amén también del muy buen trabajo que Stella Mozgawa realiza en la batería.
Si bien muchos dicen que el rock está de baja frente a otros géneros, quizá deba echar una mirada a lo que Warpaint propone y presenta. Quizá dejando algunos prejuicios de lado, se darían cuenta que el rock evolucionó nuevamente en las manos de una banda californiana, añadiendo elementos más suaves y otros más duros para cerrar un sonido fresco e incluso bailable.
Built to Spill
“No los cacho” fue uno de los comentarios que más se escuchó en las cercanías del escenario Vans, el que sería utilizado por otra banda norteamericana: Built to Spill.
Gran parte de las dudas se despejaron una vez comenzó su presentación, con Doug Martsch entregando dos cosas que la gente supo recibir muy bien: una melódica voz –que claramente influenció a Ben Gibbard de Death Cab For Cutie– y unos guitarreos potentes, marca registrada de su sonido.
Los aplausos fueron en ascenso tras cada canción de la banda, la que repasó hits como “In the Morning”, “The Plan” y “Time Trap”, pero también mostrando algunas de sus cosas nuevas como “So” y “Living Zoo”, quedando en la retina de muchos como una agradable sorpresa con Martsch y su caja de efectos como los principales protagonistas de su show.
Luego de la sentida “Carry the Zero”, el cuarteto se despidió y abandonó el escenario dejando un agradable gusto de haber conocido a uno de los padres del sonido que posteriormente encabezaría la noche.
Javiera Mena
Siendo uno de los nombres más importantes del electropop chileno, Javiera Mena no necesita ningún tipo de presentación.
Junto a su tradicional grupo, la artista subió al escenario vestida casi completamente de rojo, prendiendo inmediatamente el ambiente con un single de su último disco, “Dentro de ti”, para luego dar paso a un show que condensó gran parte de sus éxitos.
“Sincronía, pegaso” y “Otra era” fueron de las más coreadas para luego llegar a una de las sorpresas de la jornada con la interpretación de “Mujer contra mujer” de Mecano, la que contó con un llamativo final obra de Queen y “Bohemian Rhapsody”.
La cantante hizo gritar y saltar a gran parte del público, el que seguía llegando en masa constantemente, prendiendo de nuevo con una trilogía final de clásicos: “Espada”, “Piedra de luz de Luna” y “Espejo”, las que cerraron un show redondo y de alto nivel, descartando cualquier posible duda de su popularidad en nuestro país y el extranjero.
At The Drive-In
Cuando la tarde ya comenzaba a caer, fue el turno del grupo encabezado por Cedric Bixler-Zavala y Omar Rodriguez-Lopez, quienes se repetían el plato después del sideshow entregado la noche anterior en el Teatro La Cúpula.
El show partió de forma similar, con “Arcarsenal” motivando a los asistentes a cantar y saltar mientras que el hombre del afro se movía sin cesar por todo el escenario. Sus víctimas fueron desde un asistente técnico, a quien abrazó en medio de la canción, hasta el propio Rodriguez-Lopez que se situó en su característico lugar a la izquierda de la tarima.
Esta energía proyectada por su vocalista fue clave para enganchar con el público, el que rápidamente cambió el switch de la melódica voz de Javiera Mena a sus estridentes gritos y saltos.
El miedo a que se repitiera el setlist se esfumó rápidamente con la inclusión de “Sleepwalk Capsules”, notándose que hubo una preparación diferente de lo que sería su participación en solitario con aquella que estaba destinada al festival. Con aquel motivo, los solos de Rodriguez-Lopez también fueron más cortos, así como también se utilizaron más herramientas audiovisuales para añadir valor a la presentación.
Eso sí, muchas cosas se mantuvieron similares: personas del público haciendo crowdsurfing, empujones de un lado para el otro, gritos que acaparaban todos los parlantes y diferentes gestos hechos por Bixler-Zavala, tanto hacia el público como para el drone que grabó su presentación, el que se convirtió prácticamente en su némesis.
“One Armed Scissor”, quizá la canción más conocida del último álbum lanzado antes de su separación en el 2000, cerró nuevamente este show, el que dejó sin voz a más de una persona y que dejó con ganas de mucho más. Las décadas de espera rindieron sus frutos.
Death Cab For Cutie
Otro de los grupos que debutó en nuestro país como parte de Fauna Primavera fue uno esperado hace mucho tiempo por sus seguidores: Death Cab For Cutie.
El quinteto formado en Washington inmediatamente atacó con uno de los singles de su último disco (Thank You For Today, 2018) “I Dreamt We Spoke Again”, ya demostrando que aquel sería un show marcado por lo sentimental, subiendo y bajando los ánimos a voluntad.
A pesar de estar en la promoción de su disco, los norteamericanos se dieron el lujo de repasar gran parte de sus éxitos como “Title and Registration”, “Crooked Teeth”, “I Will Follow You Into the Dark” y “I Will Possess Your Heart”, con Gibbard moviéndose animadamente entre sus puestos de guitarrista y pianista, siendo esta última canción uno de los puntos más altos de toda la noche.
La sensación que produce escuchar a Death Cab For Cutie fue tal como muchos la esperaban, con momentos emotivos que hicieron derramar más de una lágrima y otros que prendían luces de ilusión respecto del futuro. Es juego de ida y vuelta fue uno de los factores claves de su éxito sobre el escenario, llevando a los asistentes en una montaña rusa de emociones
Las tres canciones finales, de un setlist de no despreciables 18 temas, fueron la culminación de este viaje: “The New Year”, “Soul Meets Body” y “Trasatlanticism”, con la que Gibbard y compañía se despidieron luego de muchos años de plegarias para verlos en Chile. Sin duda otro de los grupos que se podría repetir el plato en los próximos años con un resultado similar.
MGMT
Un poco pasadas las 22:30, debía comenzar la fiesta con MGMT, banda liderada por Andrew VanWyngarden y Ben Goldwasser, pero que contó con un amplio repertorio de músicos sobre el escenario.
Y dije “debía” porque costó que prendiera. El sonido no fue el mejor, así como tampoco la recepción del público a su último trabajo (Little Dark Age, 2017), el que acaparó gran parte del setlist preparado para la noche.
A pesar de ello, sus hits radiales como “Kids” o “Electric Feel” si estuvieron a la altura, pero siempre dejando esa sensación de que se pudo hacer algo más, ese elemento extra que termina elevando las presentaciones a recuerdos imborrables.
Eso no estuvo, lo que marcó que, ya pasada la mitad de su presentación, el público comenzara a abandonar aquel escenario para lograr una mejor ubicación para el siguiente espectáculo.
¿Entretenido? Quizá. ¿Bueno? No mucho. MGMT se tuvo que enfrentar a una jornada con muchos puntos altos e imágenes memorables, pero eso no los exculpa de haber presentado un show que carecía de emoción ni de sorpresas. Eso es exclusiva responsabilidad de ellos. Sin ser una presentación pobre, igual dejó un gusto amargo.
Lorde
Mientras algunos veían el show de MGMT, otros comenzaron a avanzar hacia el Ballantine’s Stage para ver el retorno de la neozelandesa a nuestro país, quien llegó con uno de los discos más aplaudidos del último año: Melodrama.
Sin más pisar el escenario, y acompañada por un grupo de bailarines, la joven cantante se robó el espectáculo. Todas las miradas se posaron en ella para verla interpretar “Sober”, cuya intensidad marcaría el resto de su presentación.
Con “Homemade Dynamite” y “Tennir Court” esta sensación se extendió aún más, ayudando a ignorar el frío que ya se sentía y también el cansancio de varias horas de festival.
Luego llegó un cover de Disclosure, “Magnets”, para luego continuar por la selección de canciones realizada de sus dos aclamados discos. “Buzzcut Season” nos llevó de vuelta a Pure Heroine, pero “Hard Feelings” nos trajó de vuelta a Melodrama. Lo mismo con “Ribs” y “The Louvre”, un ida y vuelta de emociones profundas y juveniles -pero no por eso completamente entendibles por todos los presentes- que marca su música y sus letras, las que logran vincular a muchas personas diferentes con situaciones de la vida. Y Lorde logra eso con solo 22 años.
Su edad fue tema en un momento de la noche, ya que los fanáticos más cercanos al escenario le interpretaron un “feliz cumpleaños” en inglés, ya que recién los cumplió el pasado miércoles. Esto la sorprendió y conmovió, así como también la presencia de fanáticos en su hotel, como comentó durante su presentación.
Lorde agradeció el fanatismo, la pasión y entrega, mostrándose asombrada por su arrastre considerando que solo había venido una vez hace ya cuatro años y que no había dado señales de presentaciones en esta parte del mundo. Todo esto sumó más bonos a un show que ya se mostraba de primerísimo nivel.
Así como Death Cab For Cutie eligió con pinzas sus temas finales, Lorde hizo lo mismo: “Royals”, “Perfect Places”, “Team” y el hit mundial “Green Light” cerraron su presentación, la que fácilmente se podría reproducir en cualquier festival de renombre del primer mundo. Un gran cierre para una jornada que dejó muchas piernas cansadas, pero también oídos satisfechos.


Like it? Share with your friends!

0

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
1
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *