Sting & Shaggy en Chile: ¡Pura buena vibra!


Sting & Shaggy

Fecha: 23 de octubre de 2018
Lugar: Movistar Arena
Productora: Lotus
Fotógrafo: Ramón eMe Gómez   @don.eme
Periodista: Gabriela Aceitón   @

En un show que bordeó las dos horas, esta nueva e interesante dupla musical mostró parte de su trabajo en conjunto “44/876”, lanzado en abril de este año, junto a grandes éxitos de la banda británica The Police, el trabajo solista de Sting y una acotada selección de lo más conocido del jamaicano Shaggy

Lenta y tranquila, como el ritmo del reggae que sonaba en la cúpula principal del Parque O’Higgins. Así fue la llegada del público al Movistar Arena, quienes en su mayoría -y sin el ánimo de ofender a nadie-, eran del rango “adulto-jóven”, con tendencia al “adulto”. Sin embargo, la paciencia y tranquilidad se agotaron con la falta de puntualidad. El reloj marcaba las 21: 15 cuando los fanáticos comenzaron a silbar y aplaudir, en una clara señal de molestia por el retraso del inicio que estaba programado para las 21:00.

Veinte minutos después de la hora acordada, se abrió el telón de un show que tenía a muchos expectantes ¿Cómo sería la propuesta en vivo de esta particular dupla?

El músico inglés Gordon Matthew Thomas Sumner, más conocido como Sting, salió al escenario con jeans oscuros, una polera negra estampada con una simpática versión animada de la portada del disco “44/876”. Shaggy contrastó a su compañero, usando una camisa manga corta blanca con flores de colores y una bandera de Jamaica colgando del bolsillo izquierdo de su pantalón. Saludaron al público, cruzaron un par de sonrisas y estrecharon sus manos para dar paso a la primera canción de la noche, “Englishman in New York”, cambiando el coro por “I’m a jamaican in New York”.

Luego de interpretar un par de canciones, como la que da nombre al disco y “Morning is coming” -en la que Shaggy aprovechó de saludar al público-, llegó el primer momento de fervor de la noche. La gente que tímidamente se movía en sus asientos, se puso de pie inmediatamente al oír las primeras notas de “Every little thing she does is magic”, clásico de The Police.

Pero la magia no estaba solo en la dupla protagonista. Los excelentes músicos que los acompañaron, pero en particular sus coristas, sacaron a “relucir” sus tremendas voces y se “robaron la película” interpretando estrofas de «Waiting for the break of day», “Gotta get back my baby” y “Shape of my heart”, canción que junto a “Fields of gold”, brindaron las postales románticas de la noche.

Otro momento memorable ocurrió cuando Sting y Shaggy interpretaron “Message in a bottle”, en la que el británico lució su impecable calidad vocal, mientras que el jamaicano animó al público a cantar, resultando un masivo coro que llenó todos los rincones del Movistar Arena.

La segunda ovación del público, se la llevó “So lonely”, interpretada de forma intercalada con “Strength of a woman”, canción de Shaggy. Este “juego de mezclas” se repitió con “Oh Carolina” (Shaggy) y “We’ll be together” (Sting) , Roxanne (The Police) y Boombastic (Shaggy), y “Walking on the moon” (The Police) con “Get up Stand Up” de Bob Marley.

Cada uno presentó sus cartas ganadoras, nunca a modo de competencia, todo lo contrario. “Desert Rose” , “Every breath you take” , “It Wasn’t Me” y “Angel” -única canción en la que se notó dónde estaba el público más joven-, marcaron momentos destacados de la noche. Pero hubo uno bastante particular y que tomó a muchos por sorpresa. Ocurrió en la canción «Crooked tree», perteneciente al disco “44/876”, donde Sting vistió de acusado -con una polera de rayas blancas y negras- y Shaggy -con túnica negra y peluca blanca-, como juez de un tribunal.
La “buena onda” entre estos dos artistas traspasó el escenario. Sting con un perfil mas introvertido, pero encantador, se complementaba perfectamente con la actitud sensual e inquieta de Shaggy, que decidieron cerrar su show dándole un toque mas íntimo y tranquilo interpretando “Fragile”, donde el “englishman” se despidió de su público murmurando un tímido pero cálido “Viva Chile”, dejando a sus fanáticos felices y cargados de pura buena vibra.


Like it? Share with your friends!

1

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
X