Thirty Seconds To Mars en Chile: Los hermanos Leto y la energía del Monolith Tour


Thirty Seconds to Mars

Fecha: 02 de Octubre de 2018
Lugar: Movistar Arena
Productora: DG Medios
Fotógrafo: Kena Luppichini   @kenaluppi
Periodista: Magdalena Atria y Cristián 'Pit' Moya   @delissemusic

Son pasadas las 21 horas e inevitablemente todos en el Movistar Arena comenzamos a mirar la hora en nuestros celulares con la ansiedad de ver que ya pronto se apaguen las luces, seguido de ese momento en que la música ambiente deja de sonar abruptamente, dando paso a un segundo de silencio y luego los clásicos gritos del público que siempre anuncian cuando un show está por comenzar. Y exactamente a las 21:13 todo esto sucede: blackout, corte de música, silencio y gritos efervescentes que anunciaban que Thirty Seconds To Mars ya estaba en el escenario del Movistar Arena, dando inicio al Monolith Tour en Chile, por la promoción de su disco «America».

Luego de 4 años exactos (la vez anterior que tocaron en nuestro país fue en octubre de 2014), sube al escenario el baterista Shannon Leto y Stevie Aiello (este último productor de la banda y músico invitado estable en vivo). Shannon comienza a percutir y a dar inicio a la intro del show. Luego de unos segundos, aparece Jared Leto, vocalista de Mars, vestido con una colorida túnica y desatando la locura total de la audiencia, completando así la formación del ahora dúo rock conformado por los hermanos Leto, luego de la salida de la banda del guitarrista Tomo Milicevic hace un tiempo atrás, por motivos personales. En ese momento el lugar se impregna de una energía mística y un aura especial que 30 Seconds To Mars transmite poderosamente, energía que cautiva y envuelve.

El show del Monolith Tour en Chile se desarrolla en un escenario un poco más pequeño y simple de lo que mostraron en su tour por USA y Europa, pero que conserva el mismo concepto visual y estético, lleno de colores fuertes y llamativos y con los hermanos Leto llenando el escenario, logrando proyectar y transmitir la impronta rockera que los ha caracterizado desde sus inicios, aún cuando ahora sean un dúo, aún cuando Jared no tomó la guitarra y aún cuando su último disco sea menos rockero en términos de sonido, en vivo siguen transmitiendo el espíritu y esencia del rock que corre por sus venas, que es su sello de agua, su carácter musical y que está presente en la mayoría de sus canciones, lo cual se agradece enormemente, porque es justamente esa vibración y esa poderosa energía la que ha tocado los corazones de miles y millones a lo largo de todo el mundo y es en esa frecuencia y sintonía en la que su público espera seguir vibrando.

La canción que abre los fuegos es «Up In The Air», primer single de su anterior disco «Love Lust Faith + Dreams» y a pesar de que Jared está un poco enfermo y claramente afectado de su garganta (de hecho llegó a Chile con mascarilla), logra salir airoso, sumado a su indiscutible carisma, histrionismo y actitud como frontman que hacen pasar por alto cualquier afección vocal y mientras su hermano Shannon le imprime toda la potencia con su característica y poderosa forma al tocar la batería, haciendo honor al apodo que le puso su hermano Jared, «Shannimal», precisamente por su fuerza interpretativa como baterista. Cabe además mencionar que Shannon en el nuevo disco «America» y en este Monolith Tour, debuta con una canción como vocalista llamada «Remedy», dejando la batería en ese momento del show para interpretarla, pasando a ser el frontman, ya que Jared se retira del escenario para dar protagonismo a su hermano y siendo acompañado por Stevie Aiello en guitarra acústica y coros. La interpretación vocal en vivo de Shannon es fiel a la grabación del disco, sencilla, minimalista y nada de pretenciosa, pero con una voz muy cálida e íntima para una hermosa canción que vale la pena escuchar y que invitamos a que descubran.

Si bien el Movistar Arena está sin un lleno total, el show envuelve todo el ambiente y el público presente es un público fiel, efervescente, lleno de energía rockera y muy conocedor de la banda, han crecido escuchándolos, siendo Thirty Seconds To Mars la banda sonora que ha marcado sus vidas desde su adolescencia hasta ahora. Ellos son los fieles fans llamados «Echelon» que son verdaderamente una familia unidos por la música y mensaje de Mars en el mundo entero y que hoy viajaron de distintos puntos del país para ver a esta banda que los mueve, convoca e inspira.

Por eso, el recorrido que hacen los hermanos Leto por sus clásicos hits desde su disco «Beautiful Lie» hasta su actual disco «America» logra en todos los presentes, incluidos nosotros por supuesto, un viaje musical que realmente te hace vibrar, te transporta y te emociona. Además, para alegría de todos, en este tour volvieron a tocar en versión eléctrica sus emblemáticos singles «The Kill» y «From Yesterday», ya que en el tour anterior los tocaban sólo con una guitarra acústica, singles que con sus inolvidables videoclips (dirigidos por Jared Leto, bajo su alter ego Bartholomew Cubbins), más el tremendo apoyo que le brindó en ese momento la cadena MTV, se hicieron una banda reconocida en el mundo entero. Y con respecto a este punto, compartimos con ustedes algo especial para nosotros y es que fue justamente en ese período y a través de MTV que conocimos a a la banda, cuando programaban sus videos musicales al mismo tiempo que los nuestros, siendo siempre programados incluso en los mismos bloques de las parrillas programáticas, siempre aparecíamos juntos. Ahí descubrimos a la banda y desde ese momento conectamos mágicamente con su música y con su energía hasta el día de hoy.

Luego de este dato anecdótico, les contamos que el show del Monolith Tour en Chile fue un show lleno de alma, potencia y que duró una hora y cuarto; a las 22:30 finalizó luego del ya característico cierre de los shows de la banda con su single «Closer To The Edge» de su disco «This Is War», con muchos de sus fans rockeando sobre el escenario invitados por Jared a subir a cantar con él. Fue un show en donde la banda repasó gran parte de los singles de su discografía, desde 2005 hasta los más recientes de su última producción «America».

El setlist fue redondo para los que nos gusta la banda, aunque sin duda, extrañamos algunas canciones como «Beautiful Lie», «Alibi», «Do or Die», «Bright Lights», «Great Wide Open», pero aún así, podemos decir que todos quedaron (y quedamos) más que felices con la presentación de Thirty Seconds To Mars en Chile. Y ya deseando volver a verlos pronto, muy pronto. Así esperamos que sea. Larga vida a 30 Seconds To Mars!


Like it? Share with your friends!

0
agendamusical

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
X