Kasabian en Chile: Cumpliendo, pero no brillando


Kasabian

Fecha: 25-09-2018
Lugar: Teatro Caupolicán
Productora: T4F+Bizarro
Fotógrafo: Ramón eMe Gómez    @don.eme
Periodista: Samuel Fuentes   @

El Teatro Caupolicán fue el escenario elegido para el retorno de Kasabian a nuestro país, a poco más de un año del lanzamiento de su último disco y a tres de su participación en Lollapalooza.

Con gran puntualidad, el sexteto salió a escena para interpretar «Ill Ray (The King)», uno de los singles de su última producción, cuya promoción los hizo llegar a esta parte del mundo en el último trimestre del año.

Aquel álbum, una apuesta dentro de un género mainstream que premia los singles y olvida el resto, fue el centro de la noche, llevándose casi un tercio del setlist final. Esto se notó en un público algo flojo, que tampoco llegó en gran cantidad al recinto de San Diego.

Fueron los más fanáticos, cercanos a la reja y en la galería, quienes se prendieron más con la música. El resto miraba, a lo lejos y con poco movimiento, esperando que aparecieran los éxitos radiales y reaccionando solo a la petición de gritos y aplausos de Meighan y Pizzorno.

Precisamente son estos últimos dos los que se roban el show. Los otros cuatro músicos, de correcta presentación, solo tienen un rol utilitario dentro del espectáculo. Las luces son de las dos voces principales de la banda, quienes cantaron a dúo la conocida «Eez-Eh».

Con el correr de los minutos, el show se hizo bastante parejo y sin grandes momentos recordables. Es decir, la banda tiene un recorrido y un sonido que no dejan dudas de su calidad, pero no brilló de la misma forma que lo hicieron en el Parque O’Higgins hace algunos años. Quizá fue el público o simplemente que hay bandas que se sienten más cómodas en festivales que en shows en solitario. Puede ser que Kasabian sea una de ellas.

A pesar de todo esto, Meighan y compañía aprovecharon sus casi 90 minutos para entregar gran parte de su arsenal a los fieles que llegaron a verlos. Desde «L.S.F. (Lost Souls Forever)», «Club Foot» y «Empire» hasta «Fire» y «British Legion», Kasabian tocó su mejor material. La deuda no fue sobre el escenario, sino que abajo, en el público.


Like it? Share with your friends!

0

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X