Queens of the Stone Age en Chile: Héroes y villanos


QOTSA + Alain Johannes
Fecha:
 21 de febrero de 2018
Lugar: Movistar Arena
Productora: Lotus
Fotógrafo: Carlos Muller / Lotus
Periodista: Diego Puebla

Los norteamericanos se presentaron en Movistar Arena promocionando “Villains”

La agrupación que se ha encargado de llevar el estandarte del rock a lo largo del orbe con la actualidad necesaria en la modificación del género, es Queens of the Stone Age. En promoción de su octavo disco llamado “Villains” y que ha separado al rockero ortodoxo e inflexible por la decisión de un giro más comercial, saliendo de la psicodelia y el original sonido stoner de sus inicios de discos como el homónimo o Rated R a inicios del 2000.

En esta ocasión y contando su cuarta vez en Chile, Josh Homme y compañía luego de su agresión a una camarógrafa, sumado al mal momento comunicacional como banda en diciembre pasado fueron un elemento que se pensaba influiría en las fechas alrededor del mundo por la convocatoria, pero no ha sido el caso, menos en Santiago de Chile donde una fanaticada que llenó en un 80% el recinto de Parque O´Higgins esperaba ansiosamente a los californianos luego de ver la correctísima presentación de una hora realizada por Alain Johannes trío con protagonismo además de los locales Felipe Foncea y Cote Foncea.

A eso de las 21:38 y con “Walk the Night  más “If I Had a Tail”, comienza del show que contaba sobre el escenario con tubos que cambiaban de color en las alturas y la base que daba un elemento novedoso en la diferencia con otras agrupaciones, donde la música toma factor primordial en el rítmo lumínico sin contar con elementos audiovisuales.

Con maestría, Dean Fertita en teclados más sintetizador, Troy Van Leeuwen en lap Steel, guitarra, bajo, Josh Homme con una impecable voz y el puesto de vistoso frontman sumado a Jon Theodore en batería que lesionado y todo logró sacar a flote un show donde fue elemento principal sumado a la invitación del mismo Johannes (colaborador en Songs for the DeafLullabies to ParalyzeEra Vulgaris) para ejecutar “Hangin’ Tree”, fueron los encargados de ejecutar en dos horas veinte canciones donde “Like Clockwork” junto a la última producción entregaron mayor cantidad de temas (5 y 6 respectivamente) al setlist variado donde la novedad fue superior.

Un público sumamente intenso coreó y acompañó la casi perfecta interpretación del grupo, a excepción de un silencio absoluto de las voces y guitarras por dos segundos como único problema técnico solucionado de inmediato.  QOTSA se convirtió de villano a héroe en un par de meses sobre todo por la complicidad con la fanaticada local, y el nivel musical de unos que han conservado la fórmula de como reinventarse en un cada vez menos novedoso circuito del rock.

[foogallery id=»30702″]


Like it? Share with your friends!

0
Diego Puebla

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. No estoy de acuerdo con lo siguiente:
    «la casi perfecta interpretación del grupo, a excepción de un silencio absoluto de las voces y guitarras por dos segundos como único problema técnico solucionado de inmediato».
    El concierto tuvo muchísimos problemas de sonido, donde el teclado, voz y bajo quedaron totalmente sofocados por las guitarras. La mitad del concierto el sonido estuvo totalmente saturado y se noto que ni siquiera ellos eran capaces de escucharse a si mismos ya que se montaba el sonido o partían a destiempo.

X