Phil Collins en Chile: Menospreciar por la condición


Phil Collins + The Pretenders
Fecha: 15 de marzo de 2018
Lugar: Estadio Nacional
Productora: DG Medios
Fotógrafo: Kena Luppichini
Periodista: Diego Puebla

El ex Génesis sentado ante cerca de 50 mil personas ofreció un espectáculo de lujo en Estadio Nacional

En marzo del 2011 en una entrevista para la revista estadounidense People, Phil Collins anunciaba la peor noticia para sus fanáticos con un inminente retiro a sus sesenta años con el pretexto de ser padre a tiempo completo de sus dos pequeños hijos en ese entonces y por no estar cómodo con la industria musical, desmarcándose de la enfermedad que dos años antes lo alejó de la batería y el piano para siempre por la pérdida de movilidad en sus manos a raíz de una complicación en sus vértebras.

Avanzado el 2016 y luego de lanzar su biografía “Not Dead Yet” que comparte nombre con el tour que lo trajo a nuestro país, confirmó su vuelta a los escenarios con la principal preocupación por su estado de salud y el show que presentaría debido a los problemas físicos que lo aquejan en su cervical, situación que preocupó a los críticos especializados y a las redes sociales en general.

El británico que logró vender 150 millones de discos solista, además de entrar en la historia como parte de los tres artistas con Michael Jackson y Paul McCartney que lograron la centena de álbumes en solitario transados comercialmente y con sus respectivas bandas, además de múltiples premios, reconocimiento mundial, participaciones en la música de icónicas películas como “Tarzán” y alcanzar 40 éxitos en las listas de venta en la década de los 80’s son algunos de sus antecedentes en un curriculum extenso que el público nacional entiende, generando un vínculo que se estrechó aún más en el Estadio Nacional con un lleno total.

Antes de la presentación de Collins, The Pretenders fueron los encargados de abrir la noche como en toda la gira sudamericana con un amplio repertorio que trasladó a los asistentes cuarenta años atrás con un new wave sofisticado y éxitos como “Thumbelina”, “I’ll Stand By You” o “Don’t Get Me Wrong” provocando amplios aplausos en un show con gusto a poco en este papel secundario que lograron ejecutar impecablemente y ad-hoc al público que en su mayoría superaba los 40 años de edad.

Con la noche en progreso y luego de la exposición de imágenes en múltiples facetas del músico en las tres pantallas sobre el escenario con un fin emotivo e histórico, el protagonista de la noche salía a escena a las 21:30 horas. Con un bastón en su mano debido a la movilidad reducida por su malestar, el cantante entró con elogios que culminaron apenas posó su humanidad en la silla que lo acompañó durante todo el show, sumado a una mesa con dos lámparas dando la sensación del patriarca llegando a su lugar para ser escuchado.

Inmediatamente con “Against All Odds (Take a Look at Me Now” el cómo estuviera Phil Collins en el escenario importaba bastante poco ante las primeras frases donde se notaba una óptima interpretación y una voz con menor registro que hace algunos años, pero que no impidió que los 16 temas restantes fueran reproducidos con maestría por parte del vocalista. Con humor constante y agradecimientos en cada canción, se notó a un entusiaste y para nada deteriorado artista más que las consecuencias físicas por el paso de los años.

Acompañado de una magistral agrupación donde destacó su hijo de 16 años en batería, los coristas que actuaron y bromearon con el inglés en “Easy Lover” sumado a la impecable participación de los bronces y guitarras con trece músicos en escena lograron con “Sussudio” y el bis “Take Me Home” culminar de la mano de fuegos artificiales un espectáculo que opacó las críticas o los temores por la performance del músico de 67 años que demostró al igual que muchos de los asistentes al coloso ñuñoíno en su vida cotidiana batallando contra la adversidad, que sin importar las capacidades diferentes o el innegable paso del tiempo para un profesional con aquella experiencia sea músico, abogado, ingeniero u obrero como ejemplo, no se debe menospreciar jamás ante cualquier tipo de condición.


Like it? Share with your friends!

0
agendamusical

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
X