Paul McCartney en Chile: La frescura eterna de un Beatle


Paul McCartney

Fecha: 20 de marzo de 2019
Lugar: Estadio Nacional
Productora: DG Medios
Fotógrafo: Ramón eMe Gómez    @don.eme
Periodista: Gabriela Aceitón   @gabi_aceiton

El Sir de Liverpool se presentó por cuarta vez en Chile presentando “Freshen Up”, tour donde muestra algo de “Egypt Station”, su trabajo más reciente, junto a un infaltable repaso por la carrera musical que lo vio nacer junto a The Beatles y Wings.

Cuando una estrella de rock llega a una ciudad, sea cual sea, se nota. Santiago de Chile recibió el día lunes a uno de los músicos más importantes de la historia. Paul McCartney aterrizó en nuestra capital para dar uno de los shows mas esperados del año. Y aunque es la cuarta vez que pasa por tierras chilenas, nunca es suficiente para la fanaticada que se toma las salas de embarque o se escabulle en algún hotel de la ciudad con la mínima esperanza de verlo aunque sea unos segundos.

Con ese mismo entusiasmo y devoción llegaron miles de personas al lugar de la cita, el estadio nacional en la comuna de Ñuñoa este miércoles. Padres e hijos, abuelos y nietos, familias enteras llenaron las butacas para vibrar todos juntos en “frecuencia McCartney”.

A eso de las 20:40 el recinto estaba casi lleno y la gente dispuesta para lo prometido. Pero las ansias fueron “apaciguadas” por un viejo conocido que ha acompañado al Macca en otras ocasiones, el  Dj Chris Holmes se lució con distintas remezclas de los Beatles, sacando aplausos al final de su set.

El ambiente estaba listo, pero faltaba un detalle antes de la partida maestra.
En las pantallas gigantes laterales del escenario, unas espectaculares visuales fueron recorriendo la historia del ex Beatle en tonos sepia, pasando por un colorido característico de la etapa mas psicodélica de la banda inglesa, en un movimiento que iba siempre de abajo hacía arriba, como trepando un árbol, como subiendo al cielo de la fama que alcanzaron en su máximo punto de popularidad, llegando a las estrellas, llegando a Paul.

21:20 de la noche, y fallando a la tradicional puntualidad inglesa -pero es un “pelo de la cola” respecto a la perfección del show- apareció Sir Paul McCartney junto a su brillantísima banda compuesta por Rusty Anderson en guitarra y coros, Brian Ray en guitarra y bajo, Paul “Wix” Wickens en teclados, guitarra acústica, percusión, armónica, acordeón y coros y Abel Laboriel Jr. en batería, percusión y coros.

Después de un encendido inicio con “A Hard Day’s Night”, Paul saludó al público en un “inglesado” español. “Hola chilenos y chilenas. Bacán verlos de nuevo”, dijo el ex Beatle. El viaje musical fue intenso y sin muchas sorpresas, ya que el listado de canciones del tour  “Freshen Up” se conoce desde el inicio de la gira en septiembre del año pasado en Quebec, Canadá y que ha pasado por EE.UU, Japón y su natal Inglaterra.

Respecto a su nuevo disco “Egypt Station”, McCartney solo interpretó “Letting Go”, “Who Cares”, “Come on to me”, “Back in Brazil” y “Fuh you”.

Los momentos notables fueron muchos, la perfección está presente en cada uno de los elementos que se combinan en el show, brindando una experiencia inolvidable para los fanáticos. Sin embargo se dieron ciertos “paréntesis” que hicieron a Paul brillar más que la luna llena que miraba desde lo alto al astro Paul en el coliseo santiaguino.

“Esta canción la escribí para mi compadre John”, soltó el Macca para pasar a interpretar “Here today”, momento en que apareció una pantalla a los pies de Paul, en el escenario, mostrando animaciones de la luna y el universo. La noche se volvió solemne, todo el público estaba mudo. Algo cambió en la atmósfera del nacional cuando nombró a Lennon. Por supuesto que la ovación fue ensordecedora.

Ese no fue el único homenaje a sus viejos camaradas. “La próxima canción se la dedico a mi amigo George”, dijo Paul con ukelele en mano para interpretar “Something”, acompañado por los aplausos de su fanaticada.

Las cerca de dos horas y media de presentación, con un setlist de 33 canciones, mas un Encore de 6, recorrieron de manera muy diversa las distintas etapas del ex Beatle, incluyendo pasajes con su banda Wings con canciones como “Nineteen Hundred and Eighty Five” o “Band on the Run” e himnos trascendentales de los Beatles como “Let it be”, “Hey Jude” y “Blackbird”, gestos que siempre son apreciados por sus fans.

Un momento muy particular ocurrió cuando al ex Beatle quiso saludar al Presidente Sebastián Piñera. “En la audiencia tenemos personas especiales esta noche ¡digamos hola al Presidente!”, le dijo el compositor inglés al público. Las pifias se escucharon más fuerte que los aplausos y se transformó en un momento bastante incómodo para el músico.

Sir Paul no podía cerrar su show sin parafernalia. “Live and Let Die” fue el momento más frenético de la noche, con fuego en el escenario, humo y pirotecnia, un cierre perfecto, pero aún quedaba un poquito más.

Luego de la “falsa alarma” de despedida, McCartney y su banda regresaron para el broche de oro, flameando las banderas de Chile, Inglaterra y LGBTI, para luego interpretar “Birthday”, exclamando “La raja! son un público increíble, los amamos!”, siguiendo con “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, “Helter Skelter”, “Golden Slumbers” y  coronando todo con “Carry the Weight” y “The End”, dando las gracias a su equipo técnico, músicos y a los fans de quienes se despidió prometiendo que “nos veremos una próxima vez” ¡Que sean 100 más Sir Paul! porque estamos seguros que la frescura de este Beatle, es eterna.


Like it? Share with your friends!

0
35 shares

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
1
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
1
win

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *