Quique Neira: “Que a ningún ser humano le falte una bonita canción que lo acompañe”


Por Diego Puebla

Enrique Neira Leiva de 45 años pasa por un muy buen momento musical. Hace un mes “Culpable o no” versión del éxito de Luis Miguel entregó otro buen pasar a la amplia carrera del músico. Bambú, Gondwana y su carrera de solista son parte del extenso currículum de el gran encargado de posicionar el reggae a Chile, Latinoamérica y porque no… al mundo entero. Luego de pasar por una depresión en la década pasada, donde incluso pensó en abandonar la música, el cordial y amable cantante conversó vía telefónica con AgendaMusical en una larga charla de una transparencia absoluta. Luis Miguel, una revisión por su música, los sonidos que escucha y las coordenadas para su imperdible show del 16 de agosto junto a Vibración Eleva y su hermana Talulah Neira en Club Chocolate, en una extensa entrevista con una pieza de la historia musical chilena.

“Culpable o no” es lo último publicado. Desde mi opinión, se desmarca de la original en lo desgarradora y por la interpretación, entraría en una temática más conformista y lúdica desde el personaje ¿Estoy totalmente equivocado? ¿Qué intencionalidad le diste a la canción?

Quique Neira: La verdad es que no. El ejercicio de cantar a Luis Miguel no es para nada fácil, es un hiper virtuoso y canta muy bien. Pero la canción desde un punto de vista melódico te exige un cierto respeto por la cosa pasional que tiene, ese dolor implícito que nombras y tiene el tema. Esto aunque se siente que el tipo va a salir adelante, tiene un dolor grande. Había que interpretarlo y llevarlo al reggae y tratar de darle un carácter que no tenía el tema, pero había que cantarla tal cual fue compuesta. Pero teniendo ese tipo de reggae que la verdad no lo inventé yo, es de mediados de los ochentas y se llama “lovers rock” y su principal exponente es Gregory Isaacs que es más “funkero. Esto me ayudó a buscar un equilibrio entre ritmos más latinos y este género que te comentaba…

¿Cómo se te ocurrió? ¿Viste la serie?

Quique Neira: Pasa porque desde comienzos de año estoy grabando un “Ep” de cinco o seis canciones con algunas canciones que me gustan y me di el gusto de grabar realmente. Estaba en ese proceso, además venía de grabar “La vida es una canción vol1” y justo salió la serie. Me puse a ver uno de los capítulos ya que me interesa ver la historia de los pares, ahí me topé con la historia de “Culpable o no” que es lo que produce tantas sensaciones con esa canción que es tan emotiva y desgarradora. Y ahí pude ver que la canción estaba perfecta para el disco, además que me transporté a los 80’s y me acordé cuando estaba en el colegio. La cosa es que la publiqué y fue bastante raro pero la versión estaba muy bien hecha según las críticas, y mi coraje para hacer algo así se ha tomado mi agenda y lo muy noticioso que es él. Pero estoy super feliz por estar redescubriendo a Luis Miguel y yo hice mi propia jugada, y gracias a ese tema mucha gente ha escuchado mi música de los últimos años y me ha permitido revalidarme en mi carrera. Ya  tiene medio millón de reproducciones pero a la vez, también hay otros temas que tienen 20 millones entonces es un efecto que se logró para que mi fin que es que la música reggae la escuche todo el mundo.

¿La están tocando en vivo?

Quique: ¡Claro que sí! Está incluida en el repertorio y la estamos tocando con gran éxito. A la semana que se estrenó, ya se volvió una canción importante como “Cosas Buenas” o “Sentimiento Original” o “Pensando en Ti” que también es un cover. Entonces la canción se volvió una imprecindible para mi repertorio en vivo

¿Conociste algún “Luisito Rey?

Quique: ¡Jajajá! ¡Siii po, conozco a varios! Más malos que el natre y aprovechadores como ellos solos, bien parásitos a lo Luisito Rey. Conozco a varios pero por razones obvias no voy a dar nombres jajaja. Prefiero que ellos mismos se reflejen cuando vean la serie…

“La vida es una canción vol 1” tiene 4 actualizaciones, una de ellas es cosas buenas con presencia esta vez de ukelele, el instrumento de cuerdas más popular actualmente luego de la guitarra. ¿A qué se debe esta renovación y el olfato por lo actual además de los otros temas como “Yo planto”, “Verde Amarillo y Rojo, “Sentimiento Original” etc?

Quique: ¡Exacto! Es el gran instrumento para los cantores populares ya que es chiquitito, transportable, tiene una sonoridad potente… Lo quise incluir porque la grabé 12 años después de que la compuse, ya que “Cosas Buenas” es una canción hiper guitarrera y de fogata por excelencia para refrescarla con los tiempos de ahora. La renovación se debe a un irrenunciable instinto de mi parte por innovar, por no perder el hambre de sorprender y estar en la vanguardia. De correr todos los riesgos posibles y hacer cosas locas, de escuchar los sonidos nuevos y estar en sintonía de lo que está pasando y sus temáticas. Hay una frase en “Cosas buenas” que dice: “educación para el que quiera ser un doctor o abogado, ojalá lo brinde el estado y reggae music para el que es más elevado”. Yo esa canción la escribí hace 13 o 14 años, yo ya estaba proponiendo educación gratuita antes de la revolución pinguina, mi cabeza ya estaba en esas temáticas. De tratar de demostrar también de que yo estoy esmerándome continuamente por retribuirle al público la oportunidad que se me dio, de dedicar mi vida a la música. Que decir de “Yo Planto” que habla de la despenalización y el autocultivo, otra temática muy valiente y bien corajuda, porque no todos los artistas se atreven a mencionarlo. Es mi afán de estar cerca del público y no estar en una zona de confort luego del éxito y seguir reinventándome constantemente y que mi búsqueda es genuina.

Dentro del reggae juegas con casi toda la paleta de estilos dentro de él en el último disco como con “Latinoamerica Libre” o “Mamá yo quiero en Ska”, además de realizarlo en toda tu carrera. Es porque te aburres fácil o te interesa hacer de todo… por qué?

Quique: Lo que hago es por tratar de innovar, de mostrar de gastar mi vida en la música y que mi música dure más de lo que me toque vivir. Tengo 45 años y lo único que quiero dejar de legado es mi música, y para que eso ocurra es no sentarme nunca y no quedarme quieto en ningún lado. Estoy siempre buscando nuevas cadencias armónicas que no haya hecho previa inspiración. De hecho para lo que se viene, hice una salsa brava. Eso lo hice para decir que soy latino y el bolero, la salsa y la cumbia me tiene que salir de tanto en tanto. Está super interesante, la estoy grabando ahora y a mí me tiene muy tranquilo, ya que me estoy sacando la mugre por hacer muy buena música.

“Jah Rock” y sobre todo “Jah Dub” juegan bastante a la experimentación y salen de la canción tradicional hecha de manera “radial”. ¿Qué quisiste transmitir con ambos discos?

Quique: Esa es una vuelta a las raíces. Después de “Cosas Buenas”, la canción pegó donde yo no llegaba y eso me hizo muy visible en el 2005 y 2006, participé mucho en la tele y fui bastante inocente por mostrar un tipo que hace reggae pero me tenían ahí para generar atados y polémicas, que me generó incomodidad y no me sentí cómodo. El público por esa pasada en la televisión me pasó la cuenta y para sobrellevar este momento, fue ir a la base y me puse a radicalizar mi música ligada al blues, etc. Entonces abordé temáticas como el último parlamento mapuche y que es una cosa super importante para nuestra historia en “D Tock”, sirvió para mostrarle a mi público que yo estaba ahí todavía y que mi manera de ver la vida siempre estuvo ahí, pero la radicalización del sonido y un guiño para entregar un mensaje de que yo nunca renuncié a mis ideales y a mi apreciación filosófica de la vida. Es bastante profundo ya que el rock también necesita tener espiritualidad…

Con “Alma” y “Un amor” hubo un trasfondo en tu vida, un nuevo comenzar. ¿Cómo fueron ambas experiencias?

Quique: Fue una meta nueva y apelar al espíritu humano o el “Alma”. Para lograr superar dificultades que es lo que yo pensaba después del 2010, yo pensé que me iba a retirar de la música y que “Jah Rock” era mi último disco, era solista muy distinto a ahora, trabajando en la industria de la entretención. Cuando tu estás solo cuesta aún más, entonces me vi en momentos muy críticos toqué muy a fondo, mi vida llegó a un momento crítico. Pero en ese trance escribí “Alma” y “Yo Planto”. Con ese envión anímico, gané el Altazor y me metí a trabajar en “Un Amor”, donde logré otros objetivos distintos que es trabajar con músicos de Jamaica. Me tocó estar en las sesiones de grabación vía Skype dándole instrucciones a los músicos pero realizado a distancia y no entendían ni jota jajajaja. Cantaban “Chileno del Roots” o “Agua de la Fuente” ellos sin entender nada, disfrutaron la música y pude ver como disfrutaban la música, entonces fue una victoria donde la música no tiene barreras y con herramientas donde todos podemos comunicarnos a través de la música, además de Ki-Mani Marley entonces fue la guinda de la torta, fue un disco soñado para mí.  En ese disco estuvo “Continente” y es la favorita de muchos, que reversionaré y que a la masa no pegó mucho, pero al mundo del reggae sí y además fundó “Cosas Buenas Producciones” y fue un comienzo nuevo muy potente, y se tomó del éxito de “Alma”.

Volvamos a la vida es una canción, el del año pasado es volumen 1. ¿Estará pronto el volumen 2?

Quique: Espero que a fin de año esté el álbum de covers y que a comienzos o mitad del 2019, esté “La Vida es una canción vol2” de todas maneras.

Un aspecto desconocido es tu faceta de productor… ¿Cómo ha sido la experiencia? ¿Qué trabajos has hecho últimamente?

Quique: Ha sido todo un desafío. Yo sobreviví de los sellos multinacionales y aprendí mucho de ellos de todas formas, aprendimos a implementar o a trabajar con equipos de prensa, financiar video-clips o artes del disco. Asociarse con gente que está en la misma, trabajar con sellos independientes y ahí colaborarnos. En todo esto aprendí todo lo que vi en la industria anterior y el trabajo del marketing, entonces aprendimos a gestionar todo y a buscar a personas que gestionaran distintas facetas como radios que los artistas estén contentos, mi hermana con “Mujer” lanzó un disco e impulsamos material discográfico. Entonces más que el éxito que está en disfrutar de la música, es que a ningún ser humano le falte una bonita canción que lo acompañe. Cuando yo era niño soñaba con la música y ahora vivo 24/7 a la música, entonces es genial como consejo para los que quieran seguir algo similar o su vocación.

¿Te molesta la superficialidad con que se te vincula a la marihuana? ¿Sobre todo cuando para los rastafaris no es mero consumo y tiene que ver más con lo espiritual?

Quique: ¡Claro! Cae mal el chiste repetitivo en el que tu notas ignorancia. Yo siempre digo que cada persona debiera tener el derecho a elegir que aliño le pone a su vida y punto, yo no me la paso fumando marihuana todo el día, no tengo tanto tiempo libre paso puro trabajando y no es así. Pero la gente te vincula al tema de la yerba, cuando es un pequeño aliñito como dije y es una lucha que ha dado el reggae por visibilizar un tema en todo el planeta. Hay un cabro en Indonesia que arriesga años de cárcel por tener un par de semillas en su equipaje… ¡Es una locura! No puede ser que la sociedad moderna esté en esa, ya que hay mucho de que preocuparse. Molesta el chiste facilista que cuando se habla de Bob Marley, sale el tipo volado, fumando y tirado en una hamaca. ¡Oye! Bob Marley es uno de los mayores genios de la música moderna ¡basta! Hasta cuando endosarle ese chiste a él, pero hay otros artistas que también han hablado de lo mismo. Lennon, McCartney, etc. Bueno, yo me lo tomo con humor porque hay que hacerlo, al final entre chiste y no aparece una gran verdad y yo me quedo con el vaso medio lleno pero hay veces que dan ganas de decir, ya para de verdad. Es una gran ignorancia la verdad, porque al sistema le genera ruido y le mete en la cabeza a la gente del reggae y la yerba para manejar a la opinión pública que por cierto está sumamente desinformada y rebosante de ignorancia.

Es lógico que siempre se te víncule al reggae pero que otros estilos de música escuchas? ¿Lo más extremo quizás? ¿Qué música o disco en específico estás escuchando en estos días?

Quique: ¡Soy super rockero! Me gusta toda la música la cual yo logro sentir algo, si siento algo me importa un huevo que tenga dos acordes o cantada más o menos. Yo puedo sentir desde AC/DC, Black Sabbath, la carrera solita de Ozzy, la época del grunge o Faith No More, fui a ver cuando vinieron a Rage Against The Machines, de todo. Al mismo tiempo escucho salsa, cumbia, bolero, blues, jazz… toda la música que logre transmitir algo emocional me gusta. Incluso hasta cierto reggaetón cuando está bien hecho, ahora no tanto que la formula está algo agotada. El hip hop lo escucho mucho, el nivel de reflexión me encanta… Portavoz, Movimiento Original, el Chyste, Gran Rah son mortales estos tipos. Tengo una conexión con el hip-hop desde pequeño recuerda que yo grabé el Ser Humano, las voces melódicas del “Juego Verdadero” ese soy yo, a los Tiro de Gracia los conocí lolitos. La verdad me gusta todo, igual que Victor Jara o los Jaivas.

¿Hay algún disco que escuches estos días?

Quique: Te vas a cagar de la risa… Ando pegado con el disco 33 de Luis Miguel jajajajaja. Por razones obvias revisé sus discos y los encontré mortal. Si Micky la lleva jajaja.

¿Qué tienes preparado para el 16 de agosto en Club Chocolate?

Quique: Vamos a tener un concierto muy entretendio. Con mi banda estamos en un muy rico training, super dinámico y variado con lo mejor de mi repertorio. En mi música el público es 99% fundamental y lo pasan muy bien. Vuelvo a tocar en el Barrio Bellavista después de un montón de tiempo y es simbólico, es una fiesta reggae ya que tocará Vibración Eleva y también toca mi hermana con su disco “Mujer”, con una temática muy conectada a la realidad y ella estará mostrando esta placa. El llamado es que será muy entrete y estaré mostrando lo mejor de mis canciones en vivo y si quiere saber cómo suena “Culpable o no” en vivo… ese día se las voy a tocar para que las disfruten finalmente. Siempre con esa energía bonita que tiene la música en vivo y porque disfruto mucho de tocar y con el privilegio de entretener de la manera más sana y que la gente se olvide de la vorágine o de la pega, para poner en pausa con música para vivir un gran momento y que será igual o mejor que la última vez que toqué ahí.


Like it? Share with your friends!

0
Diego Puebla

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
X