LP en Chile: Un collage de emociones


LP

Fecha: 13 de Octubre
Lugar: Cúpula Multiespacio
Productora: Lotus
Fotógrafo: M. Loreto Plaza   @Estricolor
Periodista: Samuel Fuentes   @sin__titulo.jpg

Cuando recién se anunció su concierto, las entradas volaron. El nivel de demanda por el show de la norteamericana llevó a anunciar otro show, el mismo día, pero más temprano. Eso fue todo un acierto.

LP, nombre artístico de Laura Pergolizzi, llenó la primera de sus dos presentaciones. Ni un alfiler cabía en lo que sería la cancha de la Cúpula del Parque O’Higgins, con un panorama similar en el resto de las gradas. La efervescencia por verla los hizo llegar a todos bien temprano, previendo lo que sucedería al interior, donde todos intentaron tener la mejor ubicación posible para ver a la talentosa cantautora.

Y es que una de las principales características de LP es su capacidad para componer. Ya es conocido que, además de todo su material personal, también desarrolló temas para artistas de la talla de Cher y Rihanna. Esto se refleja también en sus propios tracks, mostrando que conoce las cosas que hacen que una canción se quede pegada en la cabeza.

Junto a todo esto, también llega una potente y versátil voz. No tiene problemas en llegar a todos algo profundos, pero su fuerte está en los sonidos más altos. Abriendo con “Strange” y “When We’re High”, LP se ganó de una al público. Se paseaba de lado a lado del escenario, pasos delante de sus cuatro músicos, interactuando una y otra vez. Saludaba, sonreía e incluso tomó el celular de una fanática ubicada en primera fila para grabarse sobre el escenario. Todos esos gestos, ajenos a lo musical, son los que terminan siendo inolvidables para sus seguidores más acérrimos.

Su conocimiento de la música popular también aparece en sus canciones, de forma más sutil. A ratos había un pop que recordaba a Tegan & Sara, luego otros sonidos más tradicionales del rock norteamericano que incluso a acercaban a Bob Dylan. Eran retazos de uno y otro lado, generando un collage, un producto nuevo que cumplía a cabalidad con todo lo que se esperaba.

Un guiño a lo anterior es la elección del cover que más interpreta en vivo: «Paint it Black» de los Rolling Stones. A su propia manera, LP realiza un homenaje a las leyendas vivientes del rock. No era su propia versión, tampoco una deslavada. Fue una rendición honesta, de una fanática, algo que se agradece en un mundo donde los covers malos abundan.

La manera de conducir el espectáculo también merece su punto aparte. En “Dreamer” mostró su lado más crudo y vulnerable, mientras que en otras desataba la alegría tanto en el escenario como bajo de él. A ratos, como en “House On Fire”, los gritos de la gente llegaban a ahogar un poco el sonido que salía de los parlantes. Y ella lo notó.

En definitiva, un show de un poco más de una hora, lleno de temas que quedan dando vuelta en la cabeza. No es por su simpleza, sino que por la manera en la que fueron trabajados. Detrás de esa potente voz hay una mente que ha desarrollado grandes éxitos, tanto propios como para terceros. Ser capaz de destilar tal cantidad de energía, talento y cercanía es algo que no se ve todos los días, especialmente al mantener la tranquilidad al verse con algunos problemas de audio. Ahora a esperar a Lollapalooza Chile 2020, donde asoma una próxima visita. Ahí veremos con qué cosa nueva sorprende, la vara ya quedó alta.


Like it? Share with your friends!

3

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
X