Focus: Un relajado adiós

Fecha:  07 de Septiembre de 2017
Lugar: 
Teatro Caupolicán
Productora: 
Clarity
Fotógrafo: Ramón eMe Gómez
Periodista: Diego Puebla

La banda legendaria liderada por Thijs van Leer se despidió en Teatro Caupolicán

“The Final Tour” es el nombre con el cual Focus, la agrupación que desde 1969 de la mano de los holandeses Jan Akkerman, Martin Dresden, Hans Cleuver y el único miembro hasta la actualidad Thijs van Leer fueron los encargados de seguir dando que hablar a pesar de los años para que la agrupación hasta el día de hoy mantenga una leyenda que a pesar de las polémicas. Como  discusiones de sus integrantes logrando separaciones, bajos éxitos comerciales luego de su masividad en los 70’s y 80’s pero un resurgimiento en los noventas que nuevamente concluyó con la división definitiva por parte de los componentes originales, formó lo que al día de hoy se convirtió en Thijs van Leer en flauta, voz y teclado, Menno Gootjes en guitarra, Udo Pannekeet en bajo y Pierre Van Der Linden en batería.

En aquella ocasión la noche de jueves trajo un 60% de público a la despedida de la banda de los eventos en vivo para Sudamérica. Donde Perú, Argentina y no solo Santiago en Chile, también Valparaíso y Concepción fueron parte de un adiós totalmente relajado de parte del cuarteto. Desde el inicio del show sin parafernalias, con el único integrante original caminando bastante lento hasta llegar a su pequeño “Hammond” para comenzar con este juego instrumental que luego en compañía de sus compañeros, se convertiría en “House of the King”, “Eruption” y luego “Sylvia” en una muestra donde los clásicos no serían guardados en lo absoluto.

Con 12 temas en una hora y 34 minutos donde los solos se observaban a menudo, la voz de van Leer a estas alturas bien discreta pero que logra cautivar con sus icónicos trabalenguas o la guitarra de Gootjes que intensamente participativa deslumbró en diversas oportunidades mientras sus compañeros detrás del escenario conversaban en compañía de una cerveza con una permanente sonrisa en la cara, demostraba también el ambiente de los asistentes. Una constante buena onda.

Sin emocionalidad, con constante risa y un concierto que cumple en una simple pero correcta ejecución, se despiden con “Focus III” y “Hocus Pocus” que últimamente la compañía deportiva Nike hiciera nuevamente comercial un tema de la banda para el Mundial de Sudáfrica 2010, y que esto en particular logró que diversas generaciones lograran ser testigos de la despedida de unos iconos del rock progresivo, que disminuidos logran llevar sin peso ni culpa alguna una historia exitosa en el momento justo para un digno homenaje, un relajado digno homenaje mejor dicho…

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *