Entrevista: Mara Sedini nos cuenta “Todo lo vivido” en su carrera musical


Por Diego Puebla

Desde su casa en Santiago de Chile y por la plataforma Zoom, la espontánea Mara Sedini conversó con AgendaMusical sobre sus proyectos artísticos como actriz y sobre todo como cantante.

Fue parte del dúo “Amistades Peligrosas”, estudió en Estados Unidos donde aseguró que fue una experiencia que la enriqueció a nivel profesional y personal como también, se refirió a la interrupción por la pandemia de la obra “La Pérgola de las Flores” que cuenta con Héctor Noguera como director.

El presente musical, la experiencia en múltiples escenario y su último single “Todo lo vivido” es lo que nos cuenta la artista nacional, además de un divertido chascarro que vivió cuando era corista de Myriam Hernández.

¿Cómo ha sido este periodo de cuarentena?

Mara Sedini: Ha sido un proceso bastante distinto. La verdad es que yo a fines del año pasado estaba creando el inicio de mi segundo disco y con un proceso creativo bastante rápido, pero llegó el estallido social que me truncó bastantes cosas y luego el Covid-19, entonces la verdad es que todos nos paralizamos demasiado tiempo entregando un momento de calma. Esto me hizo replantearme muchas cosas, con una perspectiva distinta y enfrentar de gran manera los próximos desafíos y generar un pequeño cambio en lo que venía realizando en la composición y desde el enfoque artístico. Me encontré con la música que quería hacer y con lo que realmente me sentía identificada independiente de las tendencias y desde lo que a mí me hacía sentido. Ese tiempo de calma y cuestionarse cosas, me abrió una puerta nueva y componer canciones desde una nueva percepción del mundo y de mí misma. En mí, pegó mucho hacer una introspección de como yo veo la vida, las cosas y poder transmitirlas en música.

¿A qué te refieres con el tipo de música que querías hacer?

Mara Sedini: Yo siempre he tenido una cercanía con el folk con sonido anglo y la verdad es que te estás cuestionando si esos espacios existen o no. Entonces te pones a escuchar mucha música que te hace sentido. En la cuarentena y la pandemia te hace que te centres en tus emociones, entonces me centré en el sonido y la lírica, llegando a algo más orgánico y ese género fue el que pudo satisfacer mis emociones y mis deseos en la creación.

¿Qué planes truncó en tu carrera?

Mara Sedini: El más grande fue el nuevo montaje de “La Pérgola de las Flores”. Yo también soy actriz además de cantante. El GAM creó esta obra junto a la dirección del gran “Tito” Noguera, con un elenco de otro nivel de actores y muy talentosos todos que lo lanzamos una semana antes del 18 de octubre, empezó… luego paró y siguió por estar en la “Zona 0”, entonces fue super difícil. Luego retomamos y comenzaríamos una gira maravillosa en todas las regiones de Chile y que salían más fechas, cosa que nos tenía muy felices. Entonces teníamos este proyecto teatral musical, nacional y así de importante históricamente con un montaje espectacular, músicos en escena… y en marzo se nos cayeron todas las funciones. Con una proyección de dos años… Pero al final la cuarentena y el Covid-19 truncó este gran proyecto.

¿Hay posibilidad de que “La Pérgola de las Flores” se vuelva virtual?

Mara Sedini: ¡Estamos en eso! Pero igual tenemos que estar todos juntos en el escenario, pasar por restricciones sanitarias porque el teatro es cerrado ya que somos 20 actores. El arte tiene pa’ rato, estamos en stand by pero estamos haciendo música y eso me mantiene el alma contenta.

¿Porqué la elección de Hugo Manzi para “Todo lo vivido”? ¿En qué se nota “su mano” respecto a lo musical?

Mara Sedini: Es una canción super íntima, con arreglos de guitarra y voz por la necesidad de los tiempos de intimidad en estos momentos. Es una canción que habla y cuestiona lo que tiene que ver con los procesos que vivimos. Por ejemplo, el cuestionarse si “hubiéramos hecho otra cosa en el pasado” o si “en vez de ir hacía un lado, fuéramos al otro y sus consecuencias”, pero pocas veces nos centramos en las cosas que nos haces felices y todo lo que tuvimos que vivir para que algo tuviera el valor necesario.

¿Qué diferencia tiene “Todo lo vivido” con tus otras canciones?

Mara Sedini: Hay bastantes diferencias y se nota, sobre todo en su proceso de maduración. Hay un crecimiento en el desarrollo de melodías, en la profundidad de la lírica y creo que destaca un nuevo trabajo vocal que estoy haciendo en este proyecto. Destacan más la interpretación vocal que grandes arreglos musicales.

Y bueno, Hugo Manzi es tremendo músico chileno, compositor y guitarrista de Natalino es mi productor musical actualmente y componemos juntos. Pero tiene que ver con hacer un disco con alguien y es casi un matrimonio… Hay que compartir muchas cosas para crear una canción que sea sincera y de verdad. Entonces este matrimonio con Hugo ha sido maravilloso, porque creyó en mi como artista. Jamás me ha impuesto algo y está seguro porque este sonido me mueve y saca lo mejor de mí desde el arte. Me ha ayudado mucho y además que cree en el proyecto…

¿En qué se diferencia lo nuevo con respecto a tu primer disco “Ser”?

Mara Sedini: Como te contaba, quise enfrentarme a este disco con temáticas más profundas desde como nos cuestionamos como humanos y de lo que nos pasa día a día. Mi primer disco es más rockero pero siempre enfocado en el instrumento y no tanto en el computador. “Ser” fue una primera etapa y que ese disco tiene canciones que a mucha gente le ha tocado y se comunica conmigo, entonces me planteo que lo que hago si funciona. Jamás veo lo anterior como “amor y odio”, siempre es puro amor y desde la filosofía de “Todo lo vivido”, que mi disco anterior tenía que pasar tal cual pasó… A este disco le tengo un cariño enorme, pero ahora llegan nuevos desafíos donde uno madura, cambia y crece para así… para poder mostrar esta nueva etapa en la música.

Has estado en múltiples escenarios. ¿Cuál ha sido la peor y la mejor experiencia en vivo?

Mara Sedini: Hay cosas que en el momento se viven como terribles, pero uno mira para atrás y son experiencias que te ayudan a “salir jugando”. Pero me ha pasado estar en conciertos o festivales donde una vez, como corista de Myriam Hernández, hacía tanto pero tanto frio en el sur… que tanto los guitarristas no podían mover los dedos, nosotros cantando no podíamos modular, tanto así que nos “tiritaba la pera” por los tiritones y la baja temperatura y nosotros en polerita y faldita cantando “hueeele a peligro (canta mientras tirita) jajajá”. Esa fue una experiencia que ahora me da risa, pero fue heavy. Myriam pidió unos pañuelos para que nos llevaran porque nosotras estábamos casi piluchas arriba del escenario para poder taparnos. Y la otra, fue también cantando para ella que se cayó todo lo eléctrico sobre el escenario. Entonces nosotros decíamos: “¡Qué hacemos! ¡¿Seguimos tocando o no?!” y en un concierto lleno de gente. Primero es pánico, pero cuando trabajas con grandes artistas solucionan las situaciones y eso me ha servido para cuando le pase a una… ¿no?

Y la mejor es una experiencia mucho más emocional. Estudié actuación con mención en actuación, canto y danza como algo integral del teatro musical en Estados Unidos. Fue una experiencia maravillosa, super “aperrada”, me fui endeudada entera y hasta el día de hoy sigo pagándolo jajá… Fue tremendo, porque tener la posibilidad de estudiar allá es espectacular. Pero volví a Chile, empecé a hacer mi carrera y el 2017 estuve en el dúo “Amistades Peligrosas” en su trabajo en Latinoamérica, realizamos gira por Chile, Colombia y de repente… salió gira por Estados Unidos que era Nueva York y Washington. La primera vez que volvió a Estados Unidos luego de estudiar allá fue como artista, no como turista y la posibilidad de volver a esta ciudad que es uno de los centros de las artes del mundo y que la siguiente vez que fui, sea para mostrar tu arte fue tremendamente emocionante… son esas cosas que la vida te dice: ¡dale! Eso te empuja para seguir adelante y miras en retrospectiva todo lo que te costó para llegar ahí, es muy pero muy gratificante.

¿Cuánto sirvieron los estudios en Estados Unidos para ser la artista que eres hoy?

Mara Sedini: ¡Muchísimo! Da para largo esta conversación pero es una escuela que está en el top de línea y llegas con la costumbre de acá que es todo relajado pero llegas a las audiciones con paneles increíbles, con pianistas, debes llegar con tus partituras y presentarse delante de mucha gente y realizar esas audiciones para presentarte a la par de mucha gente que llevan haciendo esto desde los 2 años. Y tu llegas a este mundo sin tener esta preparación, con un nivel competitivo altísimo y no importa lo talentoso que seas si no trabajas demasiado duro. Y yo además tenía que pagar mis estudios, tenía como tres “pegas” y estar al mismo nivel. Entonces eso me generó un “training”, una disciplina, una ética laboral. Imagínate que tenía que estar a las tres de la mañana haciendo filas para entrar a una audición con mi mochila, tirada en el piso esperando para que abrieran a las 7. Allá me enseñaron a leer música, clases de composición, de canto de baile, es como las películas. Entonces es un desafío increíble en lo profesional, pero también en lo personal en cuanto al esfuerzo, porque si quieres estar en la industria hay que trabajar mucho para mantenerte.

¿Existirán colaboraciones en lo nuevo?

Mara Sedini: ¡Claro! Se pudieron abrir puertas para más compositores que han hecho este mismo trabajo que yo, están dispuestos para realizar colaboraciones y mi próxima etapa es sacar canciones con colaboraciones de composición de hartos artistas y se vienen muchas sorpresitas por ahí… Como la participación de artistas sudamericanos para el disco que viene.

«Todo lo vivido» de Mara Sedini disponible en todas las plataformas digitales:


Like it? Share with your friends!

0
Diego Puebla

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X
X